• Por Ignacio Mayorga Alzate

Skanking Bogotá, el debut colombiano de la Tokyo Ska Paradise Orchestra


El paraíso no tiene límites. En un mundo ideal, las músicas colindan sin agredirse en escenas siempre incluyentes y ávidas de conocer el mundo a través de los múltiples crisoles culturales de los ritmos. En el paraíso, quisiéramos creer, los oyentes de determinadas expresiones sonoras no entran en disputa con aquellos públicos que no comparten sus preferencias estéticas, pero que respetan a los individuos que les resultan diferentes pues al final todos somos humanos. Quizás ese sea el mensaje detrás de la última producción de la Tokyo Ska Paradise Orchestra, Paradise Has No Border, banda insigne de la movida japonesa de este género que afloró en la Jamaica de los años setenta como respuesta al jazz norteamericano que llegaba a la isla a través de los famosos soundsystems y que ha venido contagiando por casi medio siglo a oyentes de todo el mundo. Para ser una isla, Japón ha estado siempre conectado con lo que sucede alrededor del mundo, permitiendo que sus expresiones culturales se permeen de todo cuanto acaece en todo el globo. Para ser un país con una geografía tan pequeña, la tierra del Sol Naciente siempre ha demostrado una amplitud de mente enorme en lo que se refiere al sincretismo cultural. Después de más de treinta años de carrera, la Tokyo Ska Paradise Orchestra llega por primera vez a Colombia para afianzar lazos con uno de los territorios claves en la movida ska del continente latinoamericano.

“No importa dónde vos estés, nosotros te vamos a acompañar, en Argentina o en Japón, sin música sería un bajón”, cantan Los Auténticos Decadentes en el segundo corte de Paradise Has No Border, “World Rude Connection”. “Esta canción va a terminar, pero un mensaje le vamos a dejar: basta de guerras, que haya paz y que se escuche más ska”. Pareciera que después de más de tres décadas en el ruedo y con más veinte producciones de estudio, la orquesta más grande de ska en Japón se ha mantenido en su prerrogativa por acortar las fronteras entre los países y sus gentes, haciendo hábil uso del mensaje de unión y fraternidad que trae consigo el género en su ADN musical. Paradise Has No Border resulta, en ese sentido, en una apropiada mezcla en la que el ska es la base de la preparación, pero en la que participan también el jazz, el swing, el rock and roll y la salsa.

Por primera vez en su historia la agrupación japonesa visitará la capital colombiana como parte de su gira de promoción de este último esfuerzo discográfico. El show está programado para ser una celebración enorme de estos ritmos llenos de energía y emoción. La Tokyo Ska Paradise Orchestra es sin duda alguna un referente internacional para hablar de la versatilidad musical que permite este género lleno de texturas y alegría. Los acompañarán en escena dos grandes representantes de la movida nacional: desde Caldas estará pisando el Jorge Eliecer Gaitán La Furruska y, por el lado bogotano, Los Elefantes afinarán sus trompas para continuar con la celebración de sus dos décadas en el ámbito musical colombiano. No se queden por fuera de esta celebración de paz, amor y compañerismo. Descubrirán que del blanco al negro están comprendidos todos los colores del espectro cromático, todas las emociones que caben en una canción.


35 vistas