• Por Ignacio Mayorga Alzate

Ságan le canta al amor químico en “Polaridad”


Ságan tiene un universo discursivo totalmente distinto. Siendo una banda con una experimentación electrónica como parte del cimiento musical de su proyecto, su catálogo poético suele estar permeado de términos tomados de disciplinas científicas como la astrología, la química, la física y la astrofísica. Esta retórica converge en una mirada aguda sobre la naturaleza de las relaciones humanas, el mundo que nos rodea y esos sentimientos que a veces es difícil nombra por ser desencadenados por procesos invisibles que ocurren en nuestro cuerpo y en nuestra psiquis. Después de Cada célula, en el que lo telúrico se entremezclaba con lo sideral, la banda nos ha presentado dos sencillos de su próxima producción de estudio, II. Ahora, después de “Todo” y “Cada paso”, el dúo conformado por María Mónica Gutiérrez y Felipe Ortega nos entrega una visión microscópica de las relaciones interpersonales, valiéndose de una metáfora molecular para explicar la dinámica entre dos cuerpos.

“La letra de la canción habla de procesos que suceden en el cuerpo como el movimiento de los átomos y las cargas de polaridad y como estos se alteran, a manera poética, cuando sentimos cosas por alguien”, explica Ortega sobre el universo lírico de “Polaridad”. “La música nace desde un motivo rítmico que se repite creando una especie de mantra. Nuevas texturas van entrando hasta desenlazar en un ambiente más abierto. Es un paisaje sonoro con mucha textura y espacio. “Polaridad”, es una de las baladas de II, nuestro próximo disco, que saldrá a la luz a mediados de mayo”, continuó el músico y productor. “Polaridad” fue la primera canción de este nuevo ciclo musical de Ságan que llegará luego de una exitosa primera fase de difusión y socialización del proyecto que los ha llevado a importantes plazas como el Hermoso Ruido, ALMAX, KEXP y el SXSW. “Polaridad”, de cierto modo, guío el proceso de la banda en esta nueva aventura melódica, trazando la ruta en una cartografía anímica que encontró a la banda recorriendo nuevas direcciones. “Es una canción que se fue armando muy rápidamente. De esas que uno siente que cada elemento y sonido está perfectamente en consonancia con el resto. Las notas de fueron dando muy espontáneamente y tengo la sensación de que los elementos fueron exactamente los precisos. Quedé muy satisfecho con el sonido. La verdad que fue un proceso mágico, la música surgió “por sí sola””, explica Ortega.

“Ságan está en un momento de reencontrarnos y reinventarnos. Tenemos la certeza de que la única forma en que la gente resuene genuinamente con la música es siendo honestos con lo que sentimos y plasmándolo en las canciones. Vamos en ese proceso de ahondar más en nosotros mismos como artistas y poder dar una conexión más genuina con el público. Hay mucho movimiento, planeando nuevos viajes incluyendo una gira por Mexico, queremos que lo que estamos haciendo llegue a muchísimos más oídos y estamos trabajando fuerte para lograrlo”, remata el músico. Escuchen aquí abajo “Polaridad” y enamórense, molécula por molécula, del nuevo sonido de Ságan.

#Ságan #II #CadaPaso #Todo

31 vistas