• Por Ignacio Mayorga Alzate

Vilamarea busca la trascendencia en “Teoría del todo”


Vilamarea es uno de los secretos mejor guardados de la música electrónica colombiana. En 2015 este trío de synth pop liderado por Carlos Hurtado dio un salto a la luz pública en medio de programaciones de primer nivel y una propuesta escénica única en su tipo. La música de Vilamarea resulta difícil de encasillar en un solo espacio, sus producciones son versátiles y atmosféricas, llenas de capas y texturas que llevan su sonido a lugares insospechados, lejos del plano tridimensional de la cotidianidad humana. Con una larga y honda experiencia es proyectos musicales, los tres componentes de Vilamarea han logrado construir una propuesta de primer nivel que hace de la experiencia de escucha un recorrido casi trascendente hacia lugares más allá de la sensibilidad humana. Ahora, luego de la publicación unos meses antes de “Jáquima” la banda regresa con un nuevo sonido y un nuevo sencillo, “Teoría del todo”.

“Es una canción que hice en un momento en el que se juntaron muchas cosas en mi vida. Estaba teniendo las últimas conversaciones plenamente lúcidas con mi abuelo, que falleció hace unos meses y fue una persona inmensamente importante en mi vida”, explica Carlos Hurtado, líder del proyecto. “La canción realmente fue hecha hace un año larguito, aunque hasta ahora decidí lanzarla. En esta época estaba pasando por muchas cosas personalmente... muchos cambios, muchas pruebas, muchos retos... más que nunca recurrí a la Meditación Trascendental como herramienta para saber surfear las olas que movían la vida esos días. Es una práctica que incorporé a mi vida hace ya más de 5 años, pero que por esa época fue súper importante. Cuando entraba en el estado más profundo de la meditación sentía por esos días una fuerte conexión con Julito, mi abuelo. No sabría decirte porqué, simplemente pasaba. De la unión de todas estas cosas la canción nació de una manera natural. Una vez más la música sirvió como medio de expresión para plasmar lo intangible y salió la “Teoría”.

En “Teoría del todo” convergen una serie de influencias que resulta difícil trazar, como es insondable el universo del conocimiento puro. Es una canción más física que racional que nos obliga a llevar la experiencia de escucha hacia el núcleo del que nacen nuestras emociones y pensamientos, que no son desenmarañables. Sobre un paisaje lírico que busca la trascendencia del planeo corpóreo, Vilamarea entreteje sonidos acuáticos, andinos y, de manera extraña, de ascendencia oriental que recuerda la fascinación del pop electrónico ochentero con el continente asiático. Es una canción perfecta para anular el ruido, para entrar a un lugar introspectivo y vivencial, como una suerte de meditación guiada que permite el desdoblamiento de la materia en función del infinito.

#Vilamarea #Teoríadeltodo #Jáquima #Electrónica

36 vistas