• Por Redacción 120dB Bogotá

Los colores de la música se visten de música llanera con El ensamble baquiano


La Galería Café Libro lleva más de tres décadas marcando la parada en la movida tropical bogotana. Durante este tiempo el espacio ahora icónico de la 93 ha albergado una cantidad suficiente de espectáculos suficiente para descrestar a Gladys Palmera y por sus tablas se han presentado algunos de los intérpretes más relevantes de la salsa, la cumbia, la música tropical y caribeña. Han sido muchas las noches que los bogotanos han podido disfrutar de una curaduría exigente que ha permitido a muchísimos intérpretes dar a conocer sus proyectos a través de la forma mística de comunicación que es el baile. Ahora, consciente de que los tiempos avanzan y la música se transforma, la Galería Café Libro ha abierto un nuevo espacio para las noches del miércoles: la franja de los Colores de la Música.

La franja, que busca visibilizar y difundir las nuevas músicas colombianas, ha aprendido a tomar distancia del purismo que ciertos melómanos podrían tener con las fusiones modernas y entender que en la nueva pluralidad de ritmos hay una oferta interesante que sigue bebiendo del folclor y la tradición para construir sonidos de excelencia que seducen a una nueva audiencia. Así, actos como Milmarías, Flor de Jamaica, Astrolabio, María Mulata, Diana Barco o Catalina Ávila han presentado todos sus experimentos sonoros, irradiando una nueva vitalidad a una escena que siempre está renovándose, reinventándose y expandiéndose. Esta semana le llega el turno al cuarteto del Ensamble Baquiano, una agrupación cargada de emoción llanera.

El Ensamble Baquiano nació en 2012 en la ciudad de Bogotá como un cuarteto que buscaba visualizar la herencia de las músicas llaneras en el resto del país, consolidándose como una experiencia viva que bebe de los lenguajes de la tradición para revitalizar este aspecto de nuestro folclor en una nueva generación de escuchas. En este sentido, el llamado del ensamble es reconectarnos con la raíz, no sólo la de nuestro folclor sino con la tierra misma, lugar que nos provee la vida, que muchas veces se ve silenciada y desvirtuada por la vida en la metrópoli. La fuerza de cinco años de trabajo les ha permitido llegar a festivales en Argentina y presentar el valor de esta herencia que se ve representada en la figura del gaucho del país albiceleste como también en la identidad uruguaya. Trazando puentes a través de una música enérgica y potente, el Ensamble Baqueano busca dar fe de que las músicas campesinas colombianas siguen vivas y que laten con la fuerza de un potro indómito y nos abrazan con el calor del sol que da su beso más ardiente en los Llanos colombianos. ¡Allá nos vemos!

#EnsambleBaquiano #Músicallanera #Loscoloresdelamúsica

19 vistas