• Por Ignacio Mayorga Alzate

Aforo Total presenta: Ságan y Vilamarea


Para nadie es un secreto que los músicos la tienen difícil en el mundo contemporáneo. Atrás quedaron los sueños de las grandes estrellas de rock, en las que el artista podía recostarse a esperar la visita de las musas, indiferente a los avatares del mundo que lo rodeaba. Hoy día el músico es productor, booker, community manager, experto en marketing digital y en publicidad electrónica, tiene habilidades para la escucha de redes y maneja con cierto nivel de experticia la suite de Adobe para la creación del arte de promoción de sus conciertos. En un mundo digital en el que por minuto aparecen canciones en la nube, los músicos la tienen muy difícil. Los discos no se venden, las reproducciones pagan poco y pareciera que la única forma de que un músico pueda solventar su día a día es a través de las presentaciones en vivo. Sin embargo, muchas veces esta alternativa también es un callejón sin salida: la cultura del ocio nos ha convertido en un público fácil, en una audiencia poco exigente. Muchas veces es más sencillo tener a un DJ disparando los hits de las listas Hot 100 durante horas que prestar la tarima a una banda de la que pocos han oído hablar. Y así nos quedamos: las bandas se estancan en un espacio de nicho, los locales no prestan sus espacios para la promoción de nuevos proyectos por miedo a irse a pérdidas con los aforos y el consumo y proyectos de vanguardia, potentes en su expresión poética y en su necesidad de experimentación e investigación se encuentran con las puertas cerradas por las exigencias del mercado. Sin miedo a la exageración podemos afirmar que en Colombia la música se hace por el amor al arte y que el ser músico es un acto de fe.

Ante esto, una serie de músicos se ha reunido para crear una plataforma independiente en la que los artistas y el público pueden revitalizar la escena. Con una alianza entre lugares centrales a la movida capitalina y con un colectivo cada vez más amplio de gestores del arte (músicos, ilustradores y 120dB Bogotá como medio aliado), Aforo Total pretende visibilizar una serie de proyectos musicales de pequeña, media y gran envergadura que tienen como punto focal la creación de eventos en los que el público y las bandas puedan compartir una mutua pasión por la música, por los espectáculos con músculo, por la calidad de las propuestas, por los sonidos independientes que a veces se pierden en medio del ruido. Así, a través de eventos semanales, Aforo Total estará presentando artistas de excelente calidad, escogidos a través de una curaduría exigente, en los que el público podrá conocer todo lo que está pasando en la ciudad en materia cultural. Se trata, pues, de una iniciativa que nace desde la música y por la música para recuperar la participación del público en la consolidación de nuestra futura historia sonora.

Aforo Total, entonces, nace como un esfuerzo de más de veinte bandas de la escena local para aminorar los pesos físicos y psicológicos que tiene el músico al enfrentarse a la creación de un evento. Con esta nueva iniciativa se busca que los actos locales tengan difusión en el mercado cultural de la ciudad y que el público se acostumbre a pagar lo que corresponde a una serie de artistas de primer nivel que le han dedicado toda su energía creativa a cristalizar composiciones que se salen de lo común, que buscan crear melodías de potencia internacional y que a veces se pierden en la nube o en nichos demasiado específico. Aunque no tiene líder, el conglomerado de artistas fue reunido por la iniciativa de Andrés Guerrero, músico colombiano con una formación en varios países del continente incluyendo a Brasil y a Argentina. El cantautor ha buscado unificar a una serie de artistas poli estéticos en una gran sombrilla en la que mutuamente pueden colaborarse, logrando crear una comunidad en la que la sinergia entre bandas es el pilar fundamental de la promoción de eventos.

Este miércoles pasado se llevó a cabo la primera celebración de Aforo Total en Disco Jaguar. En este acto inaugural debutaron Andrés Guerrero & las luces junto a Los Niños Telepáticos, agrupación importantísima del under capitalino que ha amasado una importante base de fans a lo largo de su carrera. Fue una noche llena de emoción en la que se demostró que juntos somos más, logrando un aforo sobresaliente para una noche de miércoles. Este 18 de julio Aforo Total presentará su segunda fecha, pasando del rock de autor y psicodélico a las nuevas formas de la electrónica alternativa. En esta oportunidad estarán presentándose dos de los actos más queridos de esta casa: Vilamarea y Ságan. El trío de Carlos Hurtado es quizás uno de los secretos mejor guardados de la electrónica local y es una de las puestas en escena más emocionantes de la capital, pues además de sus composiciones de fina factura hace hincapié en los auxilios de la tecnología visual, permitiendo la posibilidad de ser partícipe de una experiencia envolvente en la que todos los sentidos son estimulados. Ságan, por otro lado, es un dúo vital desde hace unos 3 años en la ciudad, logrando ya importantes experiencias en su lista de hitos como la participación en ALMAX, Estéreo Picnic y SXSW, siendo, además, una de las pocas bandas colombianas en tener un set en vivo en la famosa radio de Seattle KEXP, por donde han pasado miles de influyentes artistas desde Grimes a Gogol Bordello. Anticipándose a la publicación de su segundo álbum de estudio, Ságan es uno de esos actos que tienen que verse una y otra vez para poder discernir todas sus complejidades, la riqueza de atmósferas que colindan en un universo mágico y lleno de fuerza telúrica y estelar.


30 vistas