• Por Ignacio Mayorga Alzate

Escuchen “Gusto culposo” de ha$lopablito, nuestra canción de la semana


Negar la importancia de la aparición de ha$lopablito en la constelación musical colombiana es tapar el sol con un dedo. Desde que este joven astro empezó a iluminar los espacios virales hace un año, su crecimiento ha sido exponencial y rutilante, como un meteorito rumbo a colisionar con la tierra. Hasta aquí las metáforas cósmicas. Lo cierto es que con la publicación de No son drogas, su EP debut de 2017, Pablo Jaramillo se convirtió en un fenómeno que, desde el subsuelo, ha conquistado importantes espacios dentro de la escena alternativa y urbana de la capital y que, ahora que publicó su primer larga duración, El p*to sueño, está destinado a seguir comiéndose todas las tarimas que enfrente suyo se encuentren. Su juventud, pues sólo cuenta con 19 años, es proporcional a su visión y talento, permitiendo que del lugar menos esperado naciera uno de los artistas que podrían a llegar a definir el futuro de un género que hasta ahora y está eclosionando en nuestro país.

Como sencillo de promoción de su disco, que se estrenó el pasado viernes, ha$lopablito presentó “Gusto culposo”, una divertida canción que cristaliza el sentimiento que generan sus presentaciones en vivo y la escucha privada de sus temas: una energía que a nadie deja indiferente y que a todos pone a bailar. Es también una reflexión astuta sobre la negación de los fenómenos culturales y la importancia que tienen los géneros populares para estructurar el sentido de una sociedad y una generación. Además, apunta a lo inevitable que resulta que producciones como las del trapstar rolo empiecen a permear los espacios alternativos de la ciudad a la luz de que ya son tendencia a nivel mundial y, desde hace casi veinte años, son los artistas de Atlanta (lugar del nacimiento del género) los que dominan los listados gringos.

Empero, hay una actitud crítica también hacia los clichés de las narrativas asociadas al trap y, en ese sentido, ha$lopablito se ha convertido en su principal difusor en la capital como también en su más agudo crítico, pues presenta todos los matices de una retórica violenta y asociada a las actividades delictivas con una revisión irónica en la que no hay culos voluptuosos, carros de lujos, opioides o jarabes para la tos mezclados con gaseosas azucaradas, sólo un pelado tranquilo que quiere terminar su carrera de Artes y seguir creando en compañía de sus amigos cercanos.

A nivel musical “Gusto culposo” se presenta como una amalgama de acentos que trae elementos del dancehall, el funk brasilero y el trap en franca lid, creando un ritmo enfermizo que nos obliga a mover la cadera pese a nuestras más pretenciosas restricciones. Asistido por Aaron Moreno en el beat, ha$lopablito crea toda una declaración de principios en este nuevo corte, recordándonos que no podemos frenar el progreso, que hay nuevas músicas en nuestro radar de escucha y que, dándoles la oportunidad, podemos disfrutar de experiencias distintas como alternativa a la misma monotonía de siempre. Pablito es una nueva estrella y si confiamos tanto en él es porque a pesar de las circunstancias de su rápido ascenso, ha sabido mantener la calma y conservar la humildad que lo caracteriza, esa que buscaba encontrar un mercho bacano para pasar el rato con sus amigos y llevar a su hermanito al colegio. Escuchen aquí “Gusto culposo” y quítense de encima esa mentalidad aburrida que, año tras año, nos lleva a insultar en los comentarios de Facebook cada artista confirmado de los festivales Al Parque.


0 vistas