• Por Redacción 120dB Bogotá

Conozcan los artistas colombianos que harán parte de la décima edición de Estéreo Picnic pt. 2


Estéreo Picnic ha anunciado su cartel para su décima edición en 2019 y somos mejores por eso. Después de una campaña de especulación por redes llena de hipótesis descabelladas y acertados análisis de giras internacionales, del mismo meme estúpido de cada año con nombres como Diomedes Díaz o Wendy Sulca, de días dejando de salir para hacerse con la boleta de creyentes, por fin está aquí el cartel del festival privado más importante de Colombia, uno de los referentes internacionales más importantes de la escena latina y la tarima consagratoria de los actos nacionales emergentes. Desde muy temprano en la mañana del miércoles miles de usuarios empezaron a colgarse a través del Facebook Live de Estéreo Picnic. Con ansiedad veían desde sus teléfonos inteligentes el lento gotear de los segundos en la pantalla. Después, todo fue felicidad.

La primera banda en anunciarse fue Arctic Monkey, el proyecto liderado por Alex Turner que regresa al país después de cinco años cuando estaba realizando la gira de promoción de A.M. en compañía de The Hives. Ahora, con un nuevo álbum bajo el brazo, los de Sheffield prenderán fuego a la tarima principal como uno de los headliners. 21 Pilots, Portugal. The Man, St. Vincent, Kendrick Lamar, Los Espíritus de Argentina o los texanos de Khruangbin destacan en un cartel impresionante en una edición en la que Páramo está lanzando la casa por la ventana. De cada uno de ellos hablaremos más adelante. Por ahora nos concentraremos en las bandas locales, estas agrupaciones que tienen la difícil tarea de soportar el peso de no ser necesariamente la razón que influye una decisión de compra, pero que desde siempre y a través de una curaduría excelente, se destacan por el valor único de su inventiva, su talento y la manera en que están afectando el mercado local de entretenimiento. Algunas ya las conocen, pero varias otras pueden resultar una sorpresa grata y una razón para que, en abril, le madruguen al Estéreo Picnic.

Grupo Niche

Con cerca de cuarenta años en la historia de la música tropical colombiana el Grupo Niche, antes que una banda, es una institución. Fundada en 1979 por el fallecido cantante y compositor chocoano Jairo Varela y Alexis Lozano, el Grupo Niche se mudó rápidamente de Bogotá a Cali y en 1981 se hizo con un pedazo del corazón colombiano con la publicación del sencillo “Buenaventura y Carey”, que buscaba situar la geografía colombiana en la discusión salsera al darle irónicamente la espalda a Puerto Rico y Nueva York. Con cinco Congos de Oro, varias nominaciones a los Grammy (en sus dos aliteraciones) e infinidad de galardones importantísimos, esta poderosa orquesta celebrará cuatro décadas de trabajo durante el 2019, parando en una ocasión histórica en las tarimas del Picnic que ha aprendido cada vez más del valor de los ritmos tropicales. Con una mezcla de salsa rápida y furiosa y cortes románticos más lentos para bailar coquetos y pegaditos, el Grupo Niche es una de las orquestas más importantes de la salsa a nivel mundial.

Bajo Tierra

Una de las bandas más importantes que nos ha legado la capital antioqueña. Bajo Tierra estuvo supremamente activa durante la década de los 90 cuando estaba en auge el llamado movimiento alternativo latinoamericano, que coincidió con el nacimiento de la versión latina de MTV. Nacidos en un contexto influenciado por el mismo punk y new wave que impactaría a sus coetáneos de Estados Alterados, el conjunto de Andrés Pulgarín y Lucas Guinge nació desde las profundidades para regalarnos una flor extraña y compleja que cambiaría la trayectoria de nuestra historia rockera. Historias prestadas del cine, la literatura y la cultura popular colombiana coincidían en un lugar ruidoso y frenético que era tan hipnótico como dinámico y efectivo. Con una trayectoria interrumpida y luego de esperar diez años para tocar en vivo Bajo Tierra regresó este año al Carnaval Fest y, ahora, cumplirán esa promesa de hace cinco años cuando confirmaron, para luego cancelar, su participación en el Estéreo Picnic.

Esteman

Hace una década el bogotano demostró que el pop podía ser irónico, sagaz y crítico. Nacido como un proyecto de tesis en la Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad de los Andes, Esteman probó que la inteligencia estética y las herramientas retóricas que había explorado en su pregrado eran útiles para conquistar el mercado de la música y llegar a los festivales más importantes del continente. Esteman ha editado dos discos brillantes Primer acto y Caótica belleza, en los que colaboró respectivamente con mujeres esenciales de nuestra escena como Andrea Echeverri y Natalia Lafourcade, respectivamente. En 2018 dio un giro completo a su propuesta y abrazó públicamente su identidad sexual, lo que ha convertido su música en un acto de principios que ya se intuía en “Lo nuestro es eterno” y otras canciones de su catálogo anterior. Más sofisticado y totalmente libre y lleno de vida, Esteman se presentará por segunda vez en el Estéreo Picnic.

Pedrina

Edna Arcila tiene uno de los colores más particulares de la música colombiana y lleva ya una década poniéndonos la piel de gallina con sus agrupaciones Hotel Mama y Pedrina y Rio, acto con el que participó en el Picnic en 2015 y en Rock al Parque en 2016. En 2018 la cantautora presentó su proyecto solista y se ha convertido en uno de los motivos de celebración para la música pop colombiana. Pedrina no sólo es una música y una compositora explosiva, sino que su sensibilidad estética y su presencia escénica convierten sus shows en una verdadera celebración de la vida y el amor. Con el lanzamiento de Prisma la polifacética artista empezó una gira de promoción por España y México de dimensiones mayúsculas, lo que suma kilometraje a una carrera ya sólida y exitosa. Volver a verla en estas tarimas es necesario.

ha$lopablito

Pocos intuían que cuando publicó su EP debut No son drogas el joven artista de trap ha$lopablito se convertiría en la sensación que es hoy día. Subido en la ola de su mercho percho, el rolito se ha ganado un lugar esencial en nuestro corazón y más allá del territorio de la changua, pegando canciones que son lo mismo irónicas y críticas como son entretenidas y potentes. Este año lo hemos visto girar extensamente y hacer parte de algunas tarimas esenciales de la movida cultural bogotana como son el Sónar y el Hermoso Ruido. Ahora, presentando su álbum debut El puto sueño en el que colabora con artistas de la talla de TSH Sudaca y el Rap Bang Club (ambos parte del line up del Estéreo Picnic 2019), Pablito está listo para probar y ratificar que no es un fenómeno mediático sino un artista a franca lid que deja el alma y el cuerpo en cualquier tarima, sin importar el tamaño. Será un show, como siempre, para pasarla muy áspero.

Arrabalero

La banda dirigida por Juan Sebastián Aguilar es una amalgama de géneros difícil de describir, un lugar en el que las entrañas colindan con los suspiros, en el que la violencia del fuego se entreteje con la tranquila esencia del aire. Con el lanzamiento de Gris, blanco, negro la banda bogotana se hizo un lugar importante en la escena under local y en 2018 regresaron con Sudoku, un álbum que incorpora la muy necesaria presencia vocal y las habilidades en la guitarra de Luisa Quiroga, dueña de una voz cristalina y melancólica que es tan conmovedora como potente. Durante todo este año han demostrado su fuerza en varios de los venues esenciales de la capital y estuvieron también presentes en la edición de octubre del Hermoso Ruido, en una plaza importante antes de finalizar las actividades de su escenario. Arrabalero es un conjunto virtuoso y elegante, una energía incontenible de la que mana vida en cada acorde.

Mitú

La dupla conformada por Franklin Tejedor y Julián Salazar es una fuerza natural que arrasa con la fuerza de un huracán y luego recoge los restos del naufragio con una cálida espuma marina. Después de abandonar definitivamente a Bomba Estéreo para concentrarse en Mitú, Salazar ha encontrado en Tejedor el socio perfecto para llevar a cabo este viaje astral que es el sonido hipnótico de Mitú. Dejando de lado su imponente puesta en escena (que es toda una experiencia por sí sola), lo que el dúo logró construir en Cosmus, su celebrado álbum de 2017, no tiene par en la escena local o internacional para luego ratificar su fuerza musical con Los Ángeles lanzado este año. Con estos dos proyectos de estudio sucedáneos el dúo se permitió un tiempo largo en la maduración de su sonido, esta suerte de electrónica selvática y evocativa que convierten sus álbumes en verdaderas experiencias sensoriales que rayan en la sinestesia, en una redefinición de los sentidos. Este reconocimiento les permitió un hito histórico hace apenas unos días: abrir el único concierto que celebró este año la legendaria agrupación New Order. No ficharlos para los diez años de nuestro festival privado más importante no tenía sentido ni justificación.


58 vistas