• Por Ignacio Mayorga Alzate

El caballero repite: Erlend Øye tocará dos veces en Bogotá


Erlend Øye es uno de los músicos más prolíficos de los últimos años en la helada Noruega. En un país que ha pasado a los anales de la música a través de las corrientes más extremas del metal, Øye se ha convertido en un faro de la música alternativa con una serie de canciones que, desde el debut discográfico de Kings of Convenience en 2000, han conquistado el interés de millones de escuchas alrededor del globo. Ya sea con su dúo de principios del milenio, con The Whitest Boy o sus exquisitas composiciones solistas recopiladas en dos álbumes separados por más de una década. En el camino musical de Øye se han cruzado la electrónica, el folk, el rock, la bossa nova y un pop inspirador y delicado lleno de momentos mágicos e historias inspiradoras. Con ambas de sus bandas, el músico visitó Colombia hace más de ocho años y, ahora, regresa al país con La Comitiva, su banda más robusta a la fecha, para dos fechas llenas de color y emoción.

Øye y La Comitiva fueron anunciados el año pasado como parte de la celebración de diez años de Estéreo Picnic en abril y, ayer, se configuraron como el acto de apertura del festival, que se celebrará el 20 de marzo en el Teatro Mayor Julio Mario Santodomingo, uno de los mejores escenarios que tiene la ciudad para el disfrute activo de la música. Con esta presentación, que se contrapone por su carácter íntimo, al enorme show que la banda llevará a cabo en el Campo de Golf Briceño, Øye estará compartiendo con algunos de sus más cercanos fanáticos. La Comitiva es tal vez el ensamble más robusto de los que ha hecho parte el noruego. En sus presentaciones se combinan ukeleles, trompetas, guitarras y vientos interpretados por cuatro amigos: Stefano Ortisi, Luigi Orofino, Marco Castello y el mismo Erlend Øye.

Debido a su identidad transhumante Øye ha podido asentarse en varios países del mundo, desde Alemania a Italia, lo que le ha permitido empaparse del idioma y construir una música políglota, aunque predominantemente sus canciones se enuncien en inglés. Con The Whitest Boy Alive empezó una relación experimental con ritmos de esencia más latina, que cristalizaron en esta nueva aventura musical, anudándose al carácter folk y alternativo de sus anteriores construcciones rítmicas. Es la manera perfecta de anticiparse a la fiesta de tres días que se llevará a cabo en abril. Es impensable perdérselo.

#FestivalEstéreoPicnic

23 vistas