• Por Ignacio Mayorga Alzate

Péguense un viaje champetúo con “Me malviajé con las galletas” de Los Cotopla Boyz


La champeta ha gozado de una popularidad reciente en los círculos culturales de la capital del país. El año pasado tres actos del género hicieron parte del line up nacional del Estéreo Picnic y cada vez más agrupaciones como Tribu Baharu o Bazurto All Stars se consolidan como referencias internacionales. Sin embargo, nadie estaba preparado para la existencia de un proyecto como los Cotopla Boyz, el nuevo proyecto de algunos de los músicos más activos de la escena capital que, antes este año, presentaron su primer sencillo titulado “Me malviajé con las ganlletas”, una suerte de champeta psicodélica y progresiva que nos lleva por un viaje extremo y delirante en más de seis minutos de exploración sónica. Conformada por Andrea Hoyos (Kbellos de ángel), Sebastián Portilla (El raspafiestas del amor), David Sánchez (Davinson Sánchez) y Edgar Marún (Esguitar), la banda ha montado en su corto vuelo algunas bacanales explosivas en las que este sencillo se ha configurado como uno de los momentos más audaces y explosivos de su actuación en vivo que es siempre emocionante y radical, al combinar algunos de los ritmos más insignes del continente como la cumbia y la champeta en una propuesta sin par en el panorama colombiano.

“Estaba en el cumpleaños de una amiga y estábamos juntos en la época de la segunda vuelta y me dieron muchas ganas de comerme unas ganlletas que había. Yo no suelo meter nada entonces no sabía cuánto tenía que comer. Me excedí, nadie me dijo nada”, explica Hoyos, pianista de la agrupación y compositora principal del tema. “Le conté a mis amigos que me había comido una ganlleta y ellos ‘¿Cómo así marica? Eso es mucho. Se va a meter severo viaje’. Al principio yo estaba súper tranquila, hablando de muchas cosas, así con la bobada y me reía de todo. De repente empezaron a hablar de ese tema, de Duque y de Petro y yo me volví mierda. Empecé a sentir que el país se iba a ir al carajo y empecé a llorar [risas]. La gente me preguntaba qué me pasaba y yo les respondía que Duque iba a ser el presidente. Duré en ese estado harto tiempo. Me sentía rara, luego se me pasó”. De esta anécdota anodina, la banda logra construir un motivo que se repite y se transmuta a lo largo de los seis minutos que dura el tema.

“Resulta que a mí durmiendo se me activa mucho la creatividad y había estado escuchando champeta esos días porque íbamos a tener ensayos con los Cotopla, inspirándome”, continua Hoyos. “Me fui a dormir y me inspiré. Me empezó a sonar la letra. Así empezó a surgir la canción. Después me senté y la empecé a escribir, quería que fuera algo sencillo y que la gente la pudiera corear. Se la mostré a la banda y les gustó un montón y ahí ya la montamos. Los cortes que dicen ‘Cotopla’ eran una parte instrumental pero, en un ensayo, Sebastián Portilla (batería), empezó a gritarlos y nos cagamos de la risa, resolviendo que siempre tenía que quedar así”. Las guitarras champetúas dan paso a un onírico pasaje en el que piano de Hoyos explora un motivo de piano que nos introduce a una realidad distinta en la que Gustavo Petro es el presidente del país y la música de los Cotopla suena en todos lados. Como no pudieron contratar al político de la Colombia Humana, Sebastián Portilla se encargó de emular su voz melodiosa y sincera, construyendo algunas consignas que quizás y le hubieran permitido alcanzado la presidencia en las elecciones del año pasado. De cualquier modo y a pesar de todo lo que pueda suceder, los Cotopla Boyz han llegado para quedarse y este, su primer tema, es apenas un anticipo de un universo sonoro que será tan delirante como su primera aventura sonora. Escuchen aquí "Me malviajé con las ganlletas" y disfruten el hermoso y colorido clip que realizó el ilustrador Cach1rulo.

#LosCotoplaBoyz #Champeta #Cumbia #Músicanueva

75 vistas