• Por Ignacio Mayorga Alzate

Surcos lustra sus zapatos de charol en “Enséñame a bailar”


Surcos es quizás una de las bandas más conmovedoras de la nueva línea de artistas independientes que, día a día y a través del esfuerzo, han venido construyendo una sólida base de fans a través de la auto gestión y el cariño por la profesión. La banda liderada por Juan Felipe Ochoa se ha venido haciendo un nombre propio en la radio independiente desde hace varios años y en 2017 publicó su debut discográfico, Tiempo. En él, los músicos exploraban una serie de momentos que hacen parte del difícil ejercicio amoroso mientras sus letras hablaban del recuerdo, del peso de las imágenes almacenadas en la mente con toda la melancolía del sepia que traza la huella perdida de un beso dado hace mucho tiempo. Las armonías alegres de su folk accidental contrastaban entonces con un retrato sombrío pero agradecido de un amor ausente, de una persona que tomó nuestra mano para luego irse, ayudándonos a crecer en el proceso y tras su partida. Era un disco de reconciliación bellísimo y una aventura sonora que logró que Surcos se integrara como líder de una nueva línea de creadores que, desde el pop, abordaban lugares comunes para reestructurarlos, deconstruirlos y reimaginarlos. Ahora, después de un largo recorrido poniendo a girar su disco, Surcos ha regresado con nueva música.

“Después del primer disco en el que se cumplió una etapa de un par de años en el que se hablaba de experiencias personales, de cerrar etapas, de desamor, por supuesto, aparece “Enséñame a bailar”. Esta canción la escribí en un momento en el que me enteré que se había muerto una persona que había sido cercana”, explica el líder y compositor Juan Felipe Ochoa. “Me dio ese sentimiento de que nada es permanente, de que por supuesto nos vamos a morir y, a pesar de que siempre lo hemos sabido, siempre queda el choque. En ese momento estaba sentado en un piano. Pensé que era natural que la gente se muera, pero busqué un lado no tan oscuro y escribí una canción de algo bonito, algo lindo, algo que me inspira. Y no hay nada así como el amor. Es una canción de amor de frente. Es divertida”. Con base a una figura para todos conocida, el baile en pareja, Surcos construye ahora una composición positiva que celebra el amor en la más pura de sus forma.

“El tema del baile es una metáfora sobre olvidar el dolor, de estar con alguien e irse a otro lugar, olvidar lo que está pasando acá. Ese es un poco el sentimiento: desprenderse de las cosas oscuras que pasan, a la sociedad, los ciclos que son dolorosos y estar con alguien que uno quiere e irse a un rincón del sol. Salir del mundo y estar feliz y ya está. Esa es un poco la historia de la canción. En el video buscamos retratar una clase de baile de los años cincuenta. Buscábamos una esencia retro, vintage, que no pareciera tan actual. La producción de Monte, que se encargaron del video desde Espala, en ese sentido, en genial. Es una canción para dedicar, es alegre. De alguna manera cumple la función de cambiar un poco de sonido, de acercarnos a una nueva etapa, aunque tenga elementos particulares de la música que caracteriza a Surcos, del disco Tiempo. Este año queremos sacar muchos sencillos, empezar esta dinámica de soltar canciones”.

En Surcos ninguno de sus miembros es particularmente versado en el acto del baile, pero eso poco importa. “También es un poco sarcástico el tema de bailar porque yo no tengo idea de bailar, soy pésimo bailando, no me interesa ser el mejor bailarín”, explica Ochoa. “También es el tema de que el baile libera y precisamente nos puede llevar fuera del mundo. Es la metáfora de una pareja bailando en el sol. ¿Qué más romántico que eso?”. Pocas cosas, en todo caso. Con esta nueva canción Surcos inaugura una nueva etapa que llega cargada de optimismo y nuevas sonoridades. Sobre el rumbo que puedan llegar a tomar sus nuevas canciones no hay muchos planes pues los músicos han decidido volver a la alegría de la composición, aportándole a la letra la melodía que ella misma exija, sin presiones, sin imposiciones. Soltando el control. Por lo pronto, enamórense bailando con el nuevo sencillo de Surcos y olvídense, por un ratito, de la melancolía del día a día.


35 vistas
  • Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon