• Ignacio Mayorga Alzate

Después de dos años de silencio, Electric Mistakes regresa con un nuevo sonido


Desde su formación en 2013 Electric Mistakes se ha caracterizado por ser una banda muy sensible en el arte de componer canciones. Con Chavela, su primer álbum, de 2017 el entonces dúo de rock alternativo probó ser uno de los actos claves de la nueva ola de rockeros nacionales que, junto a Nicolás y los fumadores, Aguas Ardientes o Piel Camaleón está construyendo una narrativa muy poderosa, volviendo a la lírica, regresando al lado sensible de las emociones humanas antes que recurrir a trucos compositivos de largas explosiones de guitarra o poderosos solos de batería. Chavela puso a esta banda en el mapa de la nueva música nacional debido, en parte, a su sensibilidad DIY, a un sonido lo-fi y sucio que daba a sus composiciones un hálito de garage rock sin pretensiones y honesto. En 2019, sin haberse quedado un solo día quietos, el dúo conformado por Laura Perilla y Juan Hernández regresó con Vicente, un álbum enérgico en el que avanza sobre un universo poético plagado de momentos difíciles, pero también de una luz al final del túnel. Ahora, sumando nuevos integrantes a su propuesta y construyendo un sonido más robusto y delicado, la banda bogotana regresa con un nuevo sencillo, “4 – 4 - 2”.


“4 – 4 - 2” es el primer sencillo del tercer álbum de estudio de la banda colombiana, una composición a la que se le suma una segunda y meliflua voz femenina que concatena con ronco registro de Juan Hernández. El sencillo recibe su nombre de una de las formaciones más utilizadas dentro del fútbol. Esta alineación es harto conocida en el mundo del deporte, además de resultar altamente efectiva, empero, no es universal y varía de equipo a equipo. La metáfora se yuxtapone al campo emocional al referirse a que a pesar de que muchas herramientas anímicas son relevantes a la hora de lidiar con los problemas, no siempre resultan en dinámicas útiles para todas las psiquis. No todo el mundo puede lidiar con sus demonios siguiendo los mismos pasos, no todo el cientificismo psiquiátrico es extrapolable a cada una de las mentes humanas, a cada uno de los universos particulares. No siempre podemos ganar aplicando una fórmula que a otros les ha funcionado.


Dejando de lado el ruido de sus anteriores producciones, Electric Mistakes regresa con una presencia más limpia en la producción, a pesar de que mantiene su característica sensibilidad poética. Así, la banda demuestra una evolución constante y una indagación en torno a las posibilidades de su sonido. Este es un corte con un trabajo armónico más sofisticado, quizás influido por el fuzz nocturno de algunos actos de los setenta de los Estados Unidos. “4 – 4 – 4”, así mismo, presenta un bajo robusto y lóbrego que le da al sencillo una atmósfera ominosa que se concatena con momentos de una guitarra espectral jugando con escalas y reverb. El lanzamiento llega de la mano de un íntimo videoclip protagonizado por Judith Segura, una escena de adolorida soledad que cala hondo en el alma. Siempre es bueno saber que una banda como Electric Mistakes está de regreso. Mucho más y sobre todo si lo hace para volver con sencillos tan contundentes. Un consejo universal es cierto: la música sana. Lléguenle a lo nuevo de la banda bogotana.