top of page
  • Foto del escritorIgnacio Mayorga Alzate

Aves de mal agüero, rockabilly y oscuridad en "Chulo" de Casi



En la escena musical colombiana el nombre de Juan Antonio Carulla es un referente central. Durante varios años el bogotano se ha encargado de difundir como comunicador todo cuanto sucede en las latitudes alternativas del sonido en sus redes sociales como El Enemigo. Allí se ha encargado de reseñar a un número extenso de bandas nacionales, permitiéndoles ganar visibilidad y sumando a la construcción colectiva de memoria cultural. A veces no disfruta de los cortes y otras se emociona cuando descubre una perla oculta en el gran abismo de la industria musical. Pero siempre es honesto con sus opiniones y su agenda personal no está atada a intereses de otros. Es un ejercicio loable y admirable de resistencia y contracultura que ha ayudado a potenciar algunas de nuestras propuestas alternativas favoritas. 𓅐


Sin embargo, esa es apenas una muestra de sus habilidades, pues desde hace un tiempo ha venido presentando canciones a través de su persona musical Casi. Luego de haber sido integrante de Los Bliss, con quienes publicaron un único álbum titulado Deimos en el 2018, publicó su EP debut Sombra y Garabato en el 2022 con producción de Antonio Urdaneta. Desde entonces ha venido lanzando canciones que harán parte de su primer álbum de estudio, programado para abril, del que se desprende, entre otros, el sencillo "Chulo" que acaba de presentar como parte del ejercicio de comunicación. Acompañado de un videoclip inspirado en la estética del cine de terror, la canción aborda temáticas profundas en las que se incluyen reflexiones sobre la alienación, la sexual, la depresión y la identidad.


"A mi tío y a su grupo de amigos mi abuela les decía ‘los chulos’, porque se vestían todos de negro, fumaban y escuchaban punk", explica el músico en el comunicado de prensa que acompaña el lanzamiento. "Crecí con esa imagen algo peyorativa de la ‘juventud rebelde’ y de los metaleros pero, a la vez, la encontraba increíblemente atractiva: quería ser como ellos. Paralelamente, un primo mío salió del clóset. Nunca supe bien la historia, pero sé que no fue fácil. Esta canción busca reivindicar a esas aves, a las que se visten de negro y también a las que echan plumas. El chulo es indispensable para nuestro ecosistema por más de que sea raro o diferente", concluye.


La canción parte de un sample de "Guabina Chiquinquireña", una de las joyas de Los Electrónicos incluida en su icónico álbum Tradición en transición, incidentalemente el nombre de la playlist de electrónica colombiana en la cuenta de Spotify de Carulla. Luego, Casi sumó un simulacro de skanking en la guitarra, la rapidez propia del sonido rockabilly revival a la manera de los Stray Cats y, por qué no, un bajo de salsa. El resultado es un corte esquizoide que el músico enuncia como un sonido rock gótico tropical (a la manera de la intelectualidad caleña de los años setenta. "Chulo" saca a Casi de su zona de confort, ejercicio necesario para la experimentación y el descubrimiento, y lo lleva a buscar en otras músicas el acompañamiento musical que el poema precisa. "Chulo" es una canción difícil que roe las entrañas de un cuerpo social mojigato y solapado, abre sus heridas al sol y demuestra que, en el fondo, todos somos iguales. Y todos nos vamos a morir.




84 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page