• Ignacio Mayorga Alzate

BUHA 2030 regresa cansada y hastiada en su nuevo y explosivo sencillo



Desde hace algún tiempo hemos venido triangulando el vuelo de la BUHA 2030, una agrupación conformada por músicos de Pasto que ha hecho su nido en Bogotá y se ha convertido en una de las bandas más inquietantes de los últimos años. Con la presencia de fuerza primordial de Gabriela Ponce en la voz y como front woman, la agrupación se ha venido abriendo un camino importante en la escena alternativa del país, volando sobre el viento que generan sus dinámicos saxofones. Con un puñado de sencillos en sus manos, a cuál mejor, esta agrupación es sin duda uno de los actos principales de la nueva alternativa nariñense que nos ha legado en años recientes una serie de composiciones espectaculares y explosivas que dialogan con la alternativa capitalina y antioqueña para abrirse un espacio en la nueva narrativa musical colombiana.


“Cansancio hastío” es el quinto sencillo del álbum debut de esta ave nocturna, AMORAL INMORTAL, que ha venido preparando desde 2019 con la aparición de su poderosa “Fea monosílaba”. Así como el ave rapaz, la BUHA 2030 se toma su tiempo para atacar furiosa en medio de la espesura espectral de la noche, y por ello ha tenido el tiempo para depurar y darle aire a su propuesta que, cada vez más, nos sorprende cuando creemos hacerla comprendido. “Cansancio hastío” es una danza nocturna de despedida, una declamación a la luna por la libertad retornada, una validación de la soledad como un espacio fructífero para la creación y la introspección personal. Así, la canción se transforma en un ritual lento que escapa del frenetismo de anteriores composiciones de la banda, para celebrar la emancipación del cuerpo parásito que nos frenaba en nuestro ejercicio de creación. Sin embargo, un estruendo atronador de platillos y bombos, aunado a un saxo explosivo y vigoroso, le dan a la pieza una identidad dinámica y acuciosa, un aire de urgencia para abrir las alas y volar lejos del lugar en el que se nos ha herido.


Acompañando el lanzamiento llega un audiovisual de Juna Performer con un guion coescrito por la propia Ponce que profundiza en el sentimiento que plantea el corte. La música asume el papel de bruja para exorcizar los demonios de un cuerpo muerto, el de su amante agotado, para abrirse un nuevo camino en su vuelo solitario. La música entonces se convierte en una suerte de ritual erótico en el que la mujer vuelve desnuda a la noche de los tiempos para recobrar la magia perdida en el cuerpo del difunto. Con la críptica poesía que caracteriza a la banda, BUHA 2030 construye un universo textual que se concatena con aires lejanos de sanjuanito en medio del ritual de la noche. Con “Cansancio hastío”, BUHA 2030 se acerca más a la concreción de su álbum debut, quizás uno de los productos musicales más interesados que veremos este año.



74 vistas0 comentarios