• Ignacio Mayorga Alzate

Biche presenta: Ondatrópica diez años



La última década de música colombiana tiene una deuda ineludible con el trabajo de Ondatrópica. En 2012, después de siete meses de trabajo continuo, primero en la sede de Discos Fuentes en Medellín y posteriormente en sus estudios particulares, Mario Galeano (líder de Frente Cumbiero) y Will Holland, mejor conocido como Quantic, presentaban al mundo entero, una bomba musical de difícil denominación conformada por 12 músicos excelsos a la que bautizaron Ondatrópica. Leyendas musicales del pasado y escritores contemporáneos de la nueva historia musical colombiana se unieron en una orquesta singular que se convertiría en un hito central para el nuevo sonido tropical colombiano. Reunidos todos con el afán creativo de dar forma a un nuevo catálogo sonoro que se convirtió rápidamente, por la celebración de la crítica y por lo que significó para los nuevos músicos colombianos, en un álbum histórico de veinte temas, Ondatrópica fue un paso importante para que los actores e intérpretes del país valoraran y reconocieran la importancia de la historia que los precedía.


“Ondatrópica es un proyecto que tiene mucho que ver con una búsqueda de Quantic y mía alrededor de la discografía colombiana y de entender cuáles fueron esos hitos importantes, cuáles fueron los personajes detrás de ella”, explica Mario Galeano. Por eso, la búsqueda de Ondatrópica se convirtió en la de la reivindicación del sonido tropical colombiano de la década de los cincuenta, sesenta y setenta, un período poco explorado para los melómanos de la era en que Ondatrópica, el debut autotitulado de la banda, vio la luz. “Ese es un ángulo que hoy está mejor apreciado, pero hace una década cuando hicimos el disco y antes, la discografía Colombia estaba bastante mal apreciada y estaba muy fuera del ojo de la academia, por un lado, había una atención muy concentrada en temas más folclóricos, como esas figuras de los pueblos, pero no tanto apreciados desde la discografía. Fue una obsesión que desarrollamos y que nos llevó a querer saber bien cuáles fueron los sellos colombianos, dónde los grabaron, cuáles fueron los artistas que grabaron, cuáles fueron esos discos importantes y diferentes y cómo se llamaban esos músicos”, añade Galeano.

Ondatrópica, buscando preservar la autenticidad de su propuesta, convocó a un grupo extenso de músicos a los estudios de Discos Fuentes para grabar en bloque y en cinta una serie de composiciones inéditas. “Fuimos a Fuentes y pudimos invitar a una nómina increíble: Aníbal Velázquez, Ramayá, Michi Sarmiento, Markitos Micolta, Juancho Vargas, Wilson Viveros, Fruko, aparte de los amigos, Nidia Góngora, Eblis Álvarez, Pedro Ojeda, para hacer ese encuentro generacional. Fue una clínica intensiva de saberes, de entender cómo estos señores componían su música, cómo la comunicaban, como la arreglaban a la hora de grabarla”, explica Galeano. “En ese momento, las grabadoras de cinta de Fuentes no estaban funcionando, entonces llevamos una grabadora Ampex de cuatro canales en la que grabamos todo, utilizando también una consola Langevin de los sesenta, conservando ese espíritu de la grabación en bloque que fue muy importante, grabar todos juntos en el espacio y estar inmersos en ese mundo sónico. Fue una experiencia súper gratificante, algo mágico que nos conectó con estos señores. Pudimos grabar un disco que definitivamente, mirándolo en la distancia, es icónico, histórico. Viendo que estos señores están llegando ya al final de sus vidas, reunirnos y reencontrar esos espíritus musicales que aún estaban muy vivos a pesar de ser personas mayores”.


Ondatrópica se convirtió en uno de esos álbumes esenciales de la nueva música colombiana y marcó el camino para un largo grupo de nuevos artistas que encontraron el valor en la arqueología sonora para complementar sus proyectos desde el presente. En 2017 la banda publicaría su segundo álbum, Baile Bucanero, con una nueva nómina de artistas, pero todo se remite a ese primer momento en el que las obsesiones particulares de dos individuos, distanciados por su cultura, pero hermanados por sus afectos, convergieron en una apuesta arriesgada que hoy sigue dando frutos. “A raíz de esa grabación, y a raíz del disco, armamos una banda con la que estuvimos girando por todo lado: Europa, Argentina, Estados Unidos, Glastonbury, Roskilde, estuvimos en el Lincoln Center en Nueva York, estuvimos en Los Ángeles, Colombia, México", añade Galeano.


En el marco de la primera década de historia del proyecto, Biche presenta la celebración de los diez años de Ondatrópica en el Teatro Colón, en Bogotá, el próximo 16 de septiembre. “Definitivamente este aniversario diez es algo que hay que celebrar. Es un disco esencial para muchas cosas que empezaron a suceder alrededor de nosotros y de nuestras. Han sido diez años muy bonitos”, reitera Galeano. “En esta ocasión haremos un homenaje muy especial para el maestro Michi Sarmiento, quien desafortunadamente nos dejó el año pasado. Queremos celebrar, también, a los maestros que todavía están con nosotros como Markitos Micolta, Alfredito Linares, Wilson Viveros y seguir compartiendo con todos los amigos en el en vivo que haremos en el teatro histórico”.


El concierto presentará en escena una alineación de lujo entre la vieja y nueva escuela de músicos que abordan los lenguajes tropicales de Colombia y unas visuales especialmente diseñadas para esta ocasión por el artista plástico Diego Taborda. “Tendremos el honor de tener a Markitos Micolta, 1a voz del pacífico Colombiano quien inició su carrera musical como vocalista de Peregoyo y su combo Vacana en los años sesentas. En el piano, Alfredito Linares uno de los pianistas más prolíficos de Latinoamérica con una carrera de más de 50 años de grabaciones. En timbales, el inigualable Wilson Viveros quien, además de haber pasado por una lista gigante de combos del país, hizo parte de la escuadra humorística-musical de los Recochan Boys de Jimmy Salcedo”, explica Galeano sobre la nómina.


“Pasando a generaciones más jóvenes tendremos a la gran Nidia Góngora, quien en la actualidad personifica la fuerza desbordada de la música del Pacífico, a la cual sumamos el golpe firme de Freddy Colorado en congas. Pedro Ojeda (Batería), Marco Fajardo (Saxo y Clariente) y León Pardo (trompeta) desde Bogotá y Cartagena representan las exploraciones arriesgadas de la nueva fuerza tropicalista que ha sido ampliamente reconocida en los últimos años principalmente fuera del país. Una terna de invitados especiales: el trombón del legendario salsero “Pantera”, el tambor Alegre del “Chongo” y el coro de Andrea Díaz se suman a “Los Irreales de Ondatrópica” cuya dirección musical la abandera Will Holland Quantic y yo. Un combo diverso, transgeneracional que pretende seguir reafirmando el golpe potente de la música de aquí”, concluye.


Adicionalmente, Quantic y Mario Galeano estarán presentándose en Cali en La Over el 24 de septiembre con un DJ Set. También Los Guaqueros, el proyecto conformado por Mario Galeano y el ilustrador Mateo Rivano, se presentarán en Bogotá, en la K-Zona, como parte de la celebración de primera década de Ondatrópica, en un evento titulado Baile Bucanero, como el segundo álbum de la banda. Las boletas para la presentación del Colón estarán disponibles desde el 30 de agosto en TuBoleta. Esta celebración hace parte de una historia que se sigue escribiendo, una en la que las músicas populares de Colombia continúan definiendo los nuevos caminos de los músicos de esta tierra, quienes vuelven siempre a la raíz, a veces sin saberlo, para sus propias creaciones. Todos están invitados a esta nueva fiesta de la cultura.


163 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo