• Ignacio Mayorga Alzate

Chamo entristece en “Turn Blue”, el segundo sencillo de su próximo EP


El fenómeno del bedroom pop es quizás una de las transformaciones más importantes que tuvo la música global en la década pasada. Aún hoy sigue ofreciendo algunos de los creadores más interesantes del panorama contemporáneo. Hace algunos años hubiera sido impensable que artistas como Cuco, Quinn Cristopherson o Conan Gray hubieran participado de los festivales más importantes de los Estados Unidos, hubieran tenido un espacio en Tiny Desk o llegaran a lo más alto de los servicios de streaming. Sin embargo, la facilidad de compartir la música desde cualquier lugar del mundo, de crearla con herramientas de producción limitadas y la proliferación de plataformas como SoundCloud o BandCamp que apoyan esta nueva ola de producciones ha permitido que podamos acceder a todo tipo de producciones desde la comodidad de nuestro teléfono inteligente. Canales de YouTube como aquellos que comparten el lo-fi hip hop han llevado la discusión a un punto más allá, permitiendo que en tiempo real la gente consuma emisoras online que no transmiten artistas del Top 40 o que hacen parte de las major principales de la industria discográfica.

Así, también en Latinoamérica y Colombia el fenómeno de productores independientes que no precisan de grandes estudios para crear composiciones interesantes y emocionantes ha empezado a desarrollarse. Casos como el de Dromedarios Mágicos en México o la reciente aparición de Siempre perdida en nuestro contexto apelan a una nueva estética sonora, una que crece a diario y que permite una relación más cercana con el artista, a quien encontramos en su habitación dando forma a canciones a través de Garage Band y similares. Es el caso de Chamo quien, desde 2019, ha estado presentando una serie inteligente de sencillos y que en la actualidad está trabajando en un EP, Nostalgia cliché, con canciones creadas durante la cuarentena mundial. Producido y editado desde su habitación, el productor colombiano le lleva ventaja al resto de sus pares en la movida alternativa, pues su modus operandi no se ha visto afectado de manera crasa durante este encierro que hace tiempo pasó la marca de los cuarenta días.

Hace casi un mes Chamo presentó “Aires” y ahora regresa con “Turn Blue”, una balada con aires ochenteros que lamenta la ausencia de un ser querido, un amor que ya no está. La producción es elegante y a momentos fastuosa, sin abandonar la esencia DIY de su sello personal. Sin una necesidad por crear alambicadas figuras del narcisismo, Chamo crea un universo textual en el que la literalidad le permite explicar un sentimiento que, durante el encierro, nos puede abrazar a todos con su manto de frío. La producción de “Turn Blue”, en ese sentido, parece estar tallada sobre hielo: su naturaleza sintética crea un paisaje desolador y conmovedor en el que la melancolía es la huella de una presencia que hace mucho tiempo recorrió el camino de nuestro cuerpo. Chamo construye un relato sincero sin ambiciones grandilocuentes y es allí donde se encuentra la virtud de su ingenio, pues nos envuelve en su propia sensibilidad para transmitir un sentimiento que es universal. Cuando la melodía explota hacia un frenesí desesperado, el ingenio de Chamo nos devuelve a la ausencia y el vacío. Es precioso. No dejen de escucharlo aquí y prepárense para la llegada próxima de Nostalgia cliché.



30 vistas