• Ignacio Mayorga Alzate

Confeti de odio presenta un homenaje a The Cure con su versión “Viernes siento amor”



Lucas Vidaur saltó al ruedo con Axolotes Mexicanos y, desde hace un par de años, regenta su propio proyecto solista, como la mayoría de miembros de su banda, que se llama Confeti de odio. Su álbum del año pasado, Tragedia española, es una joya irónica, autoreferencial y cargada de humor negro en la que pronosticaba la pandemia antes de la subida en la bolsa de las acciones de los fabricantes de máscaras N95. Su álbum va de la desesperanza al escapismo nihilista, con una sensibilidad pop para escribir canciones pegadizas y estribillos en guitarras sofisticados en su empaque minimalista. Fue uno de los discos fundamentales de la España de 2020 y fue ampliamente celebrado por la crítica de su país, encontrando en este lanzamiento del joven talento una sensibilidad fresca y elegante para construir canciones con alma y presencia, épicas en un contexto juvenil y una investigación experimental que revitalizaba los géneros de los que bebía como fuente de inspiración. Ahora, casi un año después del lanzamiento de su álbum debut, Confeti de odio regresa con una reversión de la clásica “Friday (I’m in Love)" de The Cure, parte de Wish, su álbum de 1992.


En “Viernes siento amor” Confeti de odio desnuda más la sensibilidad pop del corte original, uno de los más importantes éxitos del prolífico conjunto británico liderado por el oscuramente carismático Robert Smith. En palabras del propio artista “Me divierte traducir canciones, es una cosa que hago de vez en cuando a modo de ejercicio, por pura curiosidad y ganas de ver cómo quedaría en castellano. En el caso de ‘Friday I’m in Love’, quedé muy contento con el resultado final y decidimos sacarlo. Es una de las grandes canciones de pop británicas de uno de los grandes grupos de mi vida y este es mi pequeño homenaje”. La canción se compone sobre una cálida línea de guitarra acústica y un piano a cargo de Juan Pedrayes, quien también produjo el tema.


Este lanzamiento coincidió con el fin de semana de San Valentín, una celebración del amor que sirve para hinchar a empresarios de tarjetas y peluches en forma de corazón con sus utilidades. Sin embargo, se siente absolutamente personal y emocionante, un homenaje sincero lleno de una luz que entra a nuestra capilla interior a través de ventanales góticos que proyectan sombras conforme nos iluminan. Confeti de odio es una de las voces jóvenes más importantes del pop español en la actualidad, un creador incansable que presenta cortes íntimos y vivenciales cargados de una belleza extraña, como los dibujos del director Tim Burton. La traducción es también un ejercicio poético y “Viernes siento amor” continúa construyendo la promesa de valor de un creador brillante, una voz que debe resonar no solo en su España natal sino también en nuestro continente. Escúchenlo aquí.



30 vistas0 comentarios