• Ignacio Mayorga Alzate

Desde Costa Rica, Adiós Cometa sorprende con “Norte”


Desde San José, Costa Rica llega Adiós Cometa, una agrupación influenciada por el sonido del shoegaze de los noventa, el post punk europeo de las últimas dos décadas y el dream pop de siempre. Esta mezcla de géneros se dio gracias a que sus integrantes provienen de proyectos de variados estilos musicales, además de que sus influencias personales también aportaron a la riqueza sonora de sus composiciones. Formada a finales de 2019, por lo que se trata de un proyecto realmente fresco, Adiós Cometa revoluciona el imaginario que se tiene del país latinoamericano a nivel sonoro, permitiéndose tener una conversación mundial en la era digital. Sus integrantes son Jonathan Villalobos (guitarra, voz), Emanuel Mora (guitarra, voz), Mark Murillo (bajo, voz) y Pablo Matamoros (batería). Tres miembros se turnan la voz principal, lo cual abre las posibilidades a una amplia gama de emociones y composiciones en su música. Así, Adiós Cometa también pone en juego el modelo del liderazgo en las propuestas musicales, permitiendo que cada una de las partes sea igual de relevante en su propuesta de valor y su puesta en escena.


Recientemente la banda estrenó "Franco", su primer sencillo. En este primer corte es Villalobos quien toma el micrófono principal. Se trata de un tema nostálgico y reflexivo en el que se mantiene la serenidad frente a la adversidad. Mientras suena la voz calma de Villalobos, los instrumentos a cargo de Mora, Murillo y Matamoros complementan a la perfección la atmósfera de melancolía, incrementando la potencia y energía en cada segundo y llevándonos por playas heladas de desolación. "Franco" fue la primera de tres canciones que presentará Adiós Cometa como parte de su primer EP, La Isla Que Somos, el cual verá la luz en los próximos meses. Ahora, promediando el mes del amor y la amistad, Adiós Cometa regresa con “Norte”, un corte en el que Murillo se ocupa del trabajo vocal mientras que un delicado esfuerzo de guitarras atmosféricas introduce la pista, para luego herir en staccato con acordes helados e introspectivos.


“Norte” tiene los trucos clásicos del post punk europeo, pero con un golpe en la percusión avezado que se complementa con un bajo elástico en el trabajo melódico, transformándose como el incendio del sol que parece ahogarse cada día en el horizonte del mar. El sencillo es una reflexión sobre el desamor y la desesperanza, pero mantiene una instrumentación dinámica y explosiva que permite sacarse brincando la melancolía a fuerza de cabezazos y movimientos convulsos. Sin embargo, cuando parece que la canción va a alcanzar la cúspide de la euforia, nos corta las alas para hundirnos en el silencio profundo del océano oscuro. “Norte” es una composición ecléctica que habla de todas las posibilidades que tienen los costarricenses para crear una mezcla poderosa y rica en texturas. Con un mínimo de elementos Adiós Cometa crea un sentimiento profundo para fumarse la soledad a oscuras, mientras esperamos que el sol vuelva a posarse en el cielo, espantando los fantasmas del recuerdo que habitan entre sombras. Conozcan aquí a Adiós Cometa, no se arrepentirán.