• Ignacio Mayorga Alzate

Dromedarios mágicos regresa con "Mirando", un corte delicado y romántico



Desde hace un tiempo en Latinoamérica el fenómeno de productores independientes que no precisan de grandes estudios para crear composiciones interesantes y emocionantes ha empezado a desarrollarse. El sonido del bedroom pop, el lo-fi y géneros afines nos ha legado una serie de compositores que a partir de la economía de recursos han logrado crear verdaderas piezas maravillosas. Casos como el de Dromedarios Mágicos en México o la reciente aparición de Siempre perdida en nuestro contexto apelan a una nueva estética sonora, una que crece a diario y que permite una relación más cercana con el artista, a quien encontramos en su habitación dando forma a canciones a través de Garage Band y similares. Sin embargo, cuando hablamos del proyecto de Diego Puerta (Dromedarios Mágicos) ya nos estamos refiriendo a las grandes ligas del indie latino. A quienes no lo vieron cuando nos visitó en Yavería hacia 2017, cuando empezaba a repuntar en popularidad, quizás les duela saber que pudieron haber visto gratis a uno de los talentos centrales de esta nueva década sonora. Ahora, el mexicano regresa con “Mirando”, una emocionante y delicada composición.


Después de cuatro sencillos y muchas colaboraciones, Dromedarios Mágicos presenta una nueva canción de su próximo álbum, Bicampeón, que, si bien no es el folk de sus inicios, es un tema dulce el que el compositor deja fluir sus sentimientos de la manera más honesta, así como lo conocimos y como más nos gusta. La mezcla se muestra más rica en texturas que, de igual manera, resultan elegantes y de factura minimalistas. Con una percusión suave y ecos maravillosos la canción gana fuerza con un bajo cálido y espaciado que repercute en la combinación de elementos, permitiéndole llegar muy lejos a medida que va creciendo el cúmulo de elementos digitales. Es uno de los lanzamientos más románticos de la última era de Diego Puerta quien, de cualquier manera, siempre apuesta por el amor en sus composiciones.

Acompañando el lanzamiento llega un audiovisual, una producción de Noisiva protagonizado por Polo Vega (músico y productor mejor conocido como Trillones), una bonita historia de búsqueda y encuentros que se suma a la lírica minimalista de “Mirando”. En él Diego Puerta se convierte mágicamente en el peculiar mejor amigo que todos quisiéramos tener. Aquel que siempre te apoya y te invita a seguir tus sueños. La original idea es de Jair Chang y David Alba. La suma de personajes fantásticos a la manera de la comunidad furry le suma a la historia un componente irónico y divertido que se suma a la delicada propuesta de valor de Dromedarios Mágicos. Con ligeros toques tropicales, el indie pop de Diego Puerta es relajante y reconfortante, mientras cuenta en la canción sobre los cambios en la vida. Un coro pegajoso y su suave voz son la mejor combinación para dejar que el tiempo pase y disfrutar el momento.



24 visualizaciones0 comentarios