• Ignacio Mayorga Alzate

Ela Minus anuncia su primer álbum y lanza un nuevo sencillo: “el cielo no es de nadie”


Ela Minus, el alias creativo de la colombiana Gabriela Jimeno, es quizás uno de los actos de electrónica más emocionantes que tiene el panorama colombiano. Con una proyección internacional importante, el acto de la bogotana residente en Brooklyn se ha convertido en una reflexión en torno a la síntesis de sonido, la máquina como herramienta de creación y la manipulación de sintetizadores para crear texturas y paisajes complejos. En el proyecto, Jimeno utiliza hardware antes que software para crear sus composiciones, lo que le da en primer plano un diferencial importante con relación a los demás actos de electrónica local. Esto quiere decir que no es tu típico live act con un Macbook Pro en escena, si no una bestia de cables, sintetizadores, pads y máquinas imposibles que Jimeno manipula para crear un sonido único. Con una identidad musical muy avanzada, Ela Minus se ha convertido en el primer fichaje colombiano de Domino Records, lo que la ha puesto en el punto de mira de la crítica especializada, el amplio público de la electrónica mundial y profanos del género que igual y encuentran la fuerza de una identidad indie, contestataria y de fina factura en las melodías de la colombiana.

En febrero de 2017 Ela Minus presentó la tercera parte de su trilogía de EPs llamado Adapt, cerrando así un ciclo que había iniciado en 2015 con su show debut en el marco del festival Hermoso Ruido y el estreno de su EP First Words. Desde entonces la única artista del tiny dance no ha parado de girar, pisando importantes tarimas a lo largo del globo, compartiendo con artistas de la escena independiente y aprovechando cada nueva oportunidad para compartir su música con el mundo, tomando como bandera el muy necesario mantra de “bright music for dark times”. En abril, Ela Minus presentó su primer sencillo de la mano de Domino Records “they told us it was hard, but they were wrong”, una canción de dance oscuro que llegaba de manera premonitoria en medio de la pandemia, como una suerte de sosiego para abrazar conforme la estupidez de los líderes mundiales nos demostraba que nos habíamos equivocado rotundamente eligiéndolos. Ahora, después de presentar un EP de remixes de este primer sencillo, la colombiana regresa con “el cielo no es de nadie”, canción en la que explora a plenitud el horizonte de sus emociones regresando al español natal con el que nos conquistó hace más de cinco años con la publicación en SoundCloud de “Jamaica”.

Acompañando este lanzamiento, Ela Minus anunció que su primer álbum de estudio llegará el 23 de octubre y tendrá por nombre acts of rebellion. “el cielo no es de nadie” fue estrenada a través de su lista de correos, con la que la colombiana espera crear una comunidad para que sus fans interactúen de manera cercana con la creadora de beats increíbles y se sumen a esta danza mínima para bailar con los ojitos cerrados. Palmitas al cielo. A través de su correo, la colombiana compartió con sus fans la historia detrás del corte. Esta es una traducción rigurosa del mensaje, escrito en inglés:

“esta canción es la primera de acts of rebellion completamente en mi español nativo, lo que hace que hoy se sienta más cerca a mi corazón y más que sobresalga con el nombre del álbum. La escribí en una sola noche: regresé a casa luego de salir y mi Juno estaba estancado en un acorde por alguna razón (es el único acorde que se escucha a lo largo de la canción). Cuando estaba haciendo este álbum era lo único que hacía, nunca apagaba nada, nunca. Todos los sintetizadores estaban prendidos siempre, siempre andando, siempre creando sonidos. La experiencia de una noche por fuera y de volver a un apartamento que siempre estaba tocando músico por su cuenta era común. Esa noche entré, escuché eso y me senté de inmediato: hice un beat sencillo, una línea de bajo, canté lo primero que se me ocurrió, grabé un estéreo de todo y me acosté. Recuerdo que esa noche no la pasé tan bien, me sentía molesta. Cuando la escuché de nuevo la próxima semana se sentía poderosa y me hizo sentir tan ligera, como que de verdad había puesto de mí todo lo que tenía en esa canción y el espacio vacío que quedó tras de mí me hizo sentir más liviana”.

“el cielo no es de nadie” es una reflexión en torno a la hipocresía detrás de los gestos grandilocuentes, una crítica a esas personas que creen que lo fastuoso excusa su fachada vacía como individuos. A veces nos dejamos cegar con el brillo de joyas de fantasía y no vemos que detrás del baño dorado hay un corazón de oropel. Continúa Ela Minus: “en mi experiencia los actos grandilocuentes han sido sinónimos de intensiones huecas. No me malinterpreten: los actos grandilocuentes son divertidos y devienen en buenas historias y en buenas canciones. Pero no son cosas sólidas en las que te puedas parar para construir algo. Y creo que las perseguimos ciegamente y las tomamos a la liguera, solo porque hemos visto que otros también lo hacen. Decimos cosas impresionantes como “te regalo el cielo” que no significan nada. Piénsenlo: literalmente no significan nada. Decimos y hacemos tantas cosas en piloto electrónico, solo porque otros lo dicen y porque otros lo hacen, solo porque lo vemos en las películas. A la mierda. Desafiemos todo, incluso el amor, encontremos nuestras propias respuestas y construyamos nuestros propios significados”.

Acompañando el lanzamiento, Ela Minus presentó un videoclip grabado en un espacio vacío, por razones que todos conocemos, en el que encontramos a la música jugando con sus máquinas extremas entre sombras y luces strober, una bellísima metáfora visual de como estamos obnubilados por discursos y actitudes, reproduciendo como fotocopiadoras con corazón las imágenes que han perdido claridad y forma a fuerza de verse reproducidas sin orden y sin que entendamos del todo por qué. ¿No es acaso un peso enorme cargar con todo el cielo? ¿No es egoísta darnos un regalo intangible, pero eterno? Si las palabras se las lleva el viento, ¿qué haremos luego con estas promesas nulas?

Adicionalmente, la artista bogotana confirmó que su primer álbum, acts of rebellion, estará disponible el 23 de octubre en todas las plataformas de streaming. Después de una carrera de casi veinte años este será el momento para ver cristalizarse los sueños y ambiciones de una de las mentes más inquietas y creativas del panorama de la música colombiana. Después de cinco años trabajando con paciencia en los delicados engranajes de su máquina sonora, Ela Minus nos ofrece algo de esperanza en estos días oscuros que, ojalá, están próximos a finalizar. Su música, más que nunca, es necesaria para dar algo de luz a las sombras, para encontrar la celada en la armadura del cosmos e iluminar con melodías el vasto infinito del éter y el vacío. Escuchen aquí “el cielo no es de nadie”. La próxima vez, un chocolate y agarrar la mano de quien queremos es suficiente.


35 vistas