• Ignacio Mayorga Alzate

Frailejón une esfuerzos con Pernett en “Caña la flecha perdida”


Frailejón es la unión entre el sonido del rock, el blues, el funk, las músicas colombianas y el Jazz, todo esto aunado con una fuerte presencia en escena, histriónica e inquietante. El proyecto liderado por Alejandro Loaiza se ha convertido en una evidencia de la importancia de creer íntegramente en lo que hacemos, permitiéndole a la banda llegar a importantes ciudades mexicanas como Puebla, Cholula, el DF o Huejozingo. Así mismo, el conjunto ha tenido una importante exposición en el circuito nacional con presentaciones en Bogotá, Manizales, Armenia, Pereira o Ibagué. La música de Frailejón es resiliente y poderosa como la vegetación que nomina al proyecto, sobreviviendo a las circunstancias más abyectas y reinventándose para seguir adelante cada día. Ahora, Frailejón regresa con “Caña la flecha perdida” junto a Pernett, uno de los músicos barranquilleros más importantes de nuestro país.

“Caña la flecha perdida” es el nuevo sencillo de Frailejón, una invitación a la imaginación y la memoria, cuando es necesario volver, imaginar y soñar con el mar. Es un reencuentro con el origen desde lo alto de la montaña, atravesando el páramo, la selva, siguiendo el curso del ciclo del agua en un tejido vivo, tejido representado en la ancestral Caña Flecha del pueblo Zenú. En este nuevo sencillo Frailejón explora la interacción entre las músicas de la Costa Caribe colombiana y la electrónica, manteniendo su sello sonoro característico uniéndose en esta ocasión en una colaboración muy especial del gran músico y productor colombiano Humberto Pernett.


Con dulces vientos indígenas, los dos músicos van adentrándose en un viaje reflexivo con guitarras calmas para viajar al origen del mundo, al centro de las cosas valiosas y relevantes: la vida, la paz, la calma, el amor por todo cuanto nos rodea. “Caña la flecha perdida” se configura como una suerte de meditación guiada por músicas calmas y voces apaciguadoras que nos invitan a recorrer el mundo con una nueva mirada, abriendo los ojos del inconsciente y la memoria para recordar la cuna de la raza humana, el mar. La música de Frailejón es siempre emotiva y vivaz, pero en esta oportunidad encuentra su lado más reflexivo para ofrecernos un sosiego en medio del ruido urbanita, invitándonos a volver a recorrer de manera responsable la riqueza vegetal de nuestro país. Oigan aquí “Caña la flecha perdida” y vivan con nuevos vientos su presente, conectando con el polvo de estrellas que vistió de ilusión la primera noche del hombre eones atrás.