top of page
  • Foto del escritorIgnacio Mayorga Alzate

Jardines interiores debuta con "Los años"



Después de llevar a su banda Los Viles a un cómodo lugar de reconocimiento en la escena alternativa latinoamericana, Andrés Niño, guitarrista y cantante, presenta su proyecto solista Jardines interiores. El primer sencillo de esta nueva aventura musical lleva por nombre "Los años" y se configura como un delicado homenaje a la nostalgia que nos habita cuando empezamos a recordar cómo los días, meses y años que dejamos atrás parecen más dorados y hermosos al exponerlos a través del lente de la tramposa memoria. Así, "Los años" ratifica la primera estrofa del poema de Jorge Manrique, consagrada hace más de medio milenio: "Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte, contemplando, cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte, tan callando; cuán presto se va el placer; cómo después de acordado da dolor; cómo a nuestro parecer, cualquiera tiempo pasado fue mejor".


"La costumbre de recordar el pasado y mirar hacia atrás es algo inevitable para mí”, explica el músico bogotano. Este primer sencillo muestra una faceta romántica y nostálgica de un músico lleno de habilidad para la composición y la producción. El sencillo utiliza unas melodías en la guitarra que recuerdan lo mejor del indie reciente, como el sonido de Mac Demarco, Homeshake o Mild High Club, mientras que la voz de Niño divaga entre las difusas nubes de la memoria, flotando sobre un sentimiento de anhelo de ensoñación. Con la misma habilidad que ha demostrado durante los años para escribir coros adictivos y emocionantes, el músico inaugura su proyecto solista enseñando su lado más melancólico y conmovedor.


"Los años" fue construida y ensamblada en el estudio casero de Andrés Niño, por lo que tiene una factura artesanal que le da un carácter casi que confesional y profundamente intimista. Al final, este primer sencillo de Jardines interiores es una carta también para soltar ese pasado que cargamos e idealizamos sobre nuestras espaldas como la efigie de un dios sin risa de pesado oro. La canción, en ese sentido, parece fungir como una invitación, aunque tímida y resignada, a habitar un presente en el que definitivamente las cosas no son sencillas, pero que no ofrece más alternativa que seguir viviendo. Pasan los años, pero esta composición no se irá de nuestro recuerdo: es conmovedora, honesta y reflexiva.







En "Los Años" se captura ese sentimiento de querer

volver a esos tiempos en donde todo fue mejor. Desde el inicio de la canción, las

melodías de guitarras y voz nos transportan a un mundo lleno de añoranzas.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page