• Ignacio Mayorga Alzate

Kokodrilo regresa con una reflexión sobre la masculinidad tóxica



En 2016 una bestia acuática emergió de las profundidades capitalinas para tomarse la ciudad a ritmo de salsa, dub, funk, punk y mucha sabrosura. Liderado por Sebastián Carrizosa, la música de Kokodrilo llegó pisando fuerte con una mezcla enérgica de trompetas y percusión, un recorrido extremo por el lado más punkero de la movida tropical. Kokodrilo, encabezado por Sebastián Carrizosa cuenta con una alineación de lujo entre sus filas. A Carrizosa lo acompañan Enrique Melgarejo y Andrés “Bongie” Giraldo de Latencia y Muchacho Berraco en los teclados y la batería, Camilo Soriano en la percusión, Andrés Mira en el bajo y Mauricio Byfield, complejo cóctel de texturas vocales de La Sabrosura Dura y La Juan Direction Orquesta, como pregonero de sus alocadas composiciones.


En 2017 la banda presentó su debut discográfico, KoKodrilo, que fue grabado en su mayoría por canciones registradas en bloque en los estudios Mambo Negro y con siete temas inéditos en los que convergían la maestría que cada una de las partes sumaba a este a este bestial proyecto. Dentro de este microcosmos rítmico confluían ritmos que atraviesan el sonido latino de Cuba y Nueva York hasta las viscerales peripecias del punk y la psicodelia londinense de la década de los setenta. Con una puesta en escena abrumadora, las presentaciones de KoKodrilo son augurio de buena fiesta, de baile, sudor, sensualidad y demencia, lo que les ha permitido hacerse un nombre propio en el under tropical capitalino.


En 2019 la banda presentó su EP Cuando se vaya la luz, un elegante lanzamiento lleno de energía psicodélica y descargas de potencia tropical. Ahora el Kokodrilo ha regresado con “Antes que anochezca”, una suerte de guiño a la autobiografía del escritor cubano Reinaldo Arenas, vocero de los derechos homosexuales en su papel dentro de la intelectualidad cubana que falleció debido al desconocimiento y rechazo que producía la enfermedad del SIDA. El sencillo no tiene la fuerza explosiva que ha caracterizado otros lanzamientos de la banda, pero tiene una energía psicodélica emocionante que define una nueva dirección rítmica para esta bestia de varias cabezas. “Antes que anochezca” señala y demerita algunas de las actividades machistas endémicas a la identidad latinoamericana. En un momento cultural crítico en el que los paradigmas de género, sexo y orientación están en un punto de redefinición, la banda plantea la posibilidad de vivir el ser masculino desde nuevas perspectivas que no hacen parte de las dinámicas a las que nos acostumbraron nuestros padres. Con una guitarra dinámica y una percusión llena de emoción, la nueva composición de Kokodrilo es una fuerza de la naturaleza llena de un delivery furioso por parte de Byfield y una elegancia tropical que nadie podrá quitarle a este proyecto. No dejen de escucharla: deconstrúyanse.




49 vistas