• Ignacio Mayorga Alzate

Neshamá regresa con “Camina”, una nueva etapa de su recorrido musical



La escena alternativa colombiana hace tiempo reconoce y valora el talento creativo de Felipe Ortega. El músico bogotano ha colaborado en los últimos años en algunos de los proyectos más interesantes de los nuevos sonidos colombianos y ha realizado una labor tras bambalinas vital como productor. Desde el lanzamiento de Cada célula de Ságan el productor, compositor y cantautor se ha ganado un lugar clave en el circuito por la minuciosidad con la que construye sus delicadas composiciones, sumándose a una nueva generación de jóvenes talentos de nuestro país. Así mismo, ha destacado como músico al lado del proyecto de Juan Felipe Ochoa, Surcos, y también ha colaborado con Pablo Trujillo para darle forma a ese hermoso híbrido que lleva por nombre iglū. Durante su carrera ha producido a varios nombres de la esfera indie y grabado a importantes nombres como Andrés Cepeda, Cabas y Flora Martínez. Ahora, después de presentarse en decenas de importantes eventos con cada uno de sus proyectos, Ortega decide lanzarse al ruedo solista con un proyecto de electrónica emocionante que lleva por nombre Neshamá. En esta ocasión presenta Neshamá, un proyecto audiovisual y Live-Act de música que combinan la electrónica, el ambient, lo experimental, sonidos tradicionales latinoamericanos y psicodelia. Es la libre exploración de Felipe. En el primer EP, Eso que buscas te busca, exploro mucho el ambient con visos sutiles de elementos latinoamericanos y chamánicos/mántricos.


Después de presentar hace algunos meses el viaje de Ea en “Suspiro”, junto a Böjo, Neshamá regresa en esta oportunidad con “Camino”, primer sencillo de un EP de cinco canciones llamado Eso que buscas te busca, que estará presentando en los próximos meses. En esta oportunidad, Neshamá se une al productor colombiano Pho para construir una reflexión sonora en torno a los sonidos andinos, conforme van construyendo capas de texturas delicadas y atmósferas brumosas que nos conectan con un trascendente que nos excede, con el mundo que nos circunda en el que lo eterno se manifiesta. En ese sentido, “Camina” construye una textura que invita a la reflexión personal, a un viaje de autodescubrimiento en el que el oyente se transforma a partir de las cualidades alquímicas de la música electrónica

.

Alternando los sonidos del cuatro llanero con texturas, sintetizadores y muestras electrónicas que alientan a seguir caminando, “Camina” no es tanto un imperativo como una invitación a seguir avanzando en este recorrido vital que nos pertenece únicamente a nosotros. “La canción surgió en un periodo muy intenso de creación en donde se forjó mi alter-ego Neshamá, este nuevo proyecto en donde pienso empezar a experimentar con diferentes formas de abordar la música electrónica sin llegar a un puerto seguro”, explica Ortega para quien la música es más bien el viaje antes que el destino. Así, “Camina” se convierte en un mantra, un viaje interior que nos invita a adentrarnos dentro de nuestra propia sensibilidad, a llevar nuestro recorrido al límite para trascender los límites de la piel y encontrarnos con el éter desde la mente y el corazón.




31 visualizaciones0 comentarios