• Ignacio Mayorga Alzate

Sánchez Dub regresa con “Humans”, una elegante reflexión sobre el contacto humano


Andrés Sánchez es un bajista mejor conocido como Sánchez Dub, quien tiene un estilo definitivo que fusiona ritmos electrónicos y programación digital con armonías de dub, delays y reverberación. Pionero en la escena musical mexicana, su síntesis de música africana, latina y caribeña con ritmos electrónicos abrió lo que era una vez una ruta inhóspita en México. Su carrera comenzó en 1995 cuando cofundó Titán y lanzó el álbum Karate Mix. En 1999, formó parte de la segunda producción Elevator que fue editada por Sánchez no conoce fronteras en la exploración y colaboración musical: su implicación en proyectos con gente como Jacobo Lieberman, Leo Heiblum y Alexis Ruiz con quienes fundó el Exotic Ensemble Shajatos, demuestra su compromiso con la música y todas las maneras que existen para reinventarla y explorarla. En 2000, el bajista mexicano comenzó Sánchez Dub, trabajando como productor desde entonces. Actualmente es parte del equipo de Estudios Panoram y es integrante de Zoé desde 2011. Ahora, el mexicano regresa con “Humans” el primer corte de un EP del mismo nombre que ha venido trabajando en estos meses de encierro.


Sánchez Dub es una anomalía. El proyecto que Andrés Sánchez comenzó hace veinte años se ha fortalecido por una carrera musical larga y variada, desde los primeros años con Titán hasta las decenas de créditos como compositor cinematográfico, su colaboración con Zoé y los remixes para varios artistas. Es una anomalía porque durante años puede permanecer en el mundo subterráneo para luego resurgir con un EP como este, creado a partir del aislamiento al que nos forzó la pandemia, en colaboración con Sergio Acosta Russek, Adryanna en los coros, Jack Lahana en la mezcla parisina y la masterización de Chab. HUMANS nació del tiempo que nos dio el encierro, y de una robusta búsqueda sonora. En esta ocasión, Sánchez no solo compone y ejecuta el bajo y otros instrumentos, sino que también, y por primera vez, canta. Ya había hecho coros, sin embargo, ahora su voz toma el escenario central para desatar una ola de música que arde e invita al festejo, a la celebración, al baile y al juego: es el antídoto a los duros meses que hemos vivido como humanidad. Somos humanos y necesitamos el contacto, del otro, para poder sobrevivir.


“Humans” es un corte elegante y coqueto que viene acompañado con un videoclip que ejemplifica perfectamente el mensaje detrás de la canción, explorando la cotidianidad de una mujer que, desde el encierro, encuentra en la música y el baile la posibilidad de conectar con el mundo de afuera, que aún hoy es una amenaza para la salud global. El corte está construido sobre una orquestación minimalista y avezada sobre la que las bases de percusión prestadas de la música afro van abriendo espacio a atmósferas espaciadas y volátiles en las que podemos perdernos si cerramos los ojos. Una guitarra a la manera de Nile Rodgers complementa una mezcla poderosa y dinámica que denota la importancia musical de Sánchez en el panorama de la música latinoamericana. Después de todo, cada uno de los proyectos en los que ha puesto su mano se ha convertido en un referente central de la potencia mexicana en el mercado latino. Conozcan aquí “Humans”, ya pronto bailaremos y nos besaremos.


5 vistas