Indio, una apuesta por la independencia musical y cultural

 

A principios de 2017 empezó un proyecto que hoy se proyecta como uno de los más interesantes colectivos musicales y culturales que tiene Bogotá para ofrecer al país y el mundo. Lo que en un inicio se proyectaba como una aventura de un grupo de amigos, rápidamente creció en dimensiones insospechadas, logrando consagrarse inmediatamente como un referente necesario en la fecunda movida cultural de la capital colombiana. Sergio Alfarez, mejor conocido en toda la ciudad por sus murales firmados bajo el seudómino de Saga Uno, después de crear y cosechar el éxito de sus esfuerzos con Volketa, encontró en un grupo de amigos de mentalidad afín la excusa perfecta para volcarse en la producción musical, de eventos y en la composición de beats urbanos que nacen de su pasión temprana por el hip hop. Indio, como decidieron bautizar a este parche, pronto alcanzó el reconocimiento del under colombiano al lograr colaborar con N. Hardem o Las Hermanas, proyectos de suprema relevancia de los que cada lanzamiento es celebrado por la crítica especializada. Después de colarse en nuestro listado de álbumes y de los  EPs del 2017, nos acercamos a Saga Uno para conocer la historia del colectivo y entender cómo desde el aerosol y las rimas callejeras nació uno de los proyectos más visionarios creados en tiempos recientes en Bogotá.

 

¿Cómo nace la marca de Indio y cuál es la historia detrás de su consagración?

 

Indio se materializó a comienzos de 2017 luego de conocer a Jorge Londoño (Plboy). Yo llevaba desde el 2009 con el proyecto Volketa con el que buscaba visibilizar arte y artistas que encajaban en una línea. Con el proyecto también se hacían, o se hacen eventos, en este proceso fui conociendo muchos artistas, entre ellos los que hoy forman Indio. También se formó un público. En una de las fiestas que se llama Beats al Patio conocí a Jorge a través de Mansvr, el DJ. Ya veníamos con la idea de crear un parche enfocado a la música. Mansvr entró a Videoclub y quedé con el contacto de Plboy con el que congeniamos y decidimos sacar adelante el proyecto con el nombre de Indio. Jorge también tenía su proyecto Beats not Words y, bueno, encontramos un camino y gusto musical en común y sabíamos de los artistas que queríamos reunir. Hablamos con ellos y así se formo el parche. Hay mas detalles a la historia, pero esa es como la versión express. 

 

¿Cómo llegaron a los artistas que conforman este parche?

 

Ahí hay figuras como Ruzto y Hardem que son figuras ya conocidas del hip hop nacional, pero tal vez lo que nos unió es que no nos sentíamos muy representados con esa gran escena del rap local y queríamos hacer algo aparte porque sabíamos que teníamos otra visión de hacer música. No sólo porque nos gusta hacer hip hop sino porque lo veíamos como música y no como un gremio y es otra manera de hacer las cosas. Y la línea instrumental y la música que nos gusta es distinta. Todos somos amigos en el parche, eran años de conocernos, de saber la música que nos gusta, objetivo que teníamos a futuro y dijimos que lo mejor para eso era agruparnos y ver qué pasa trabajando todos juntos.

 

Pero usted venía del mundo del grafiti y de Volketa

 

La historia va hace como quince años cuando empezamos a hacer graffitti y, en graffitti, fue como conocí a las primeras personas que me introdujeron en esta línea de música. Por ejemplo Ecks mdc el que ha sido DJ de Aerophon y de Hardem es un sensei de la historia del graffitti de acá. También conocí a Hardem antes de que él rapeara haciendo graffitti. A Skore también. Todo eso se remonta hasta por allá atrás. El primer proyecto que salió fue Volketa. Con Volketa se hacían las fiestas, la página servía como un magazín cultural. Yo estudié publicidad y, así como apliqué eso para que Volketa funcionara, pensé que aguantaba hacer algo exclusivo para la música y ese objetivo de visibilizar la música de los amigos y esta idea que teníamos que la línea. Entonces entre años que teníamos de hablar con los amigos y conocer a Nano que es Plboy que fue como la última persona que conocí, fue como esa persona que necesitaba conocer para completar el parche. Yo vivía con Manzvr y digamos que esa parte de Volketa y los eventos empezó con Manzvr. Me parece que es una historia chévere porque empieza a coger ramas hacia otros lados. La idea original del parche era con Manzvr, pero esto empezó al tiempo que empezó Videoclub y esto ocupó el tiempo de él y quedamos Nano y yo. Ahí conectamos en cuestión de música y arrancamos y la vaina funcionó y va funcionando.

 

Está del putas porque el parche está bien distinto. Hay una cosa chévere es que también está metido en el combo Las Hermanas, una movida bien instrumental que amplía el espectro sobre lo que la gente entiende del género. 

 

Ni siquiera sabemos hacia dónde va porque tiene influencias de todo. Ahorita nos une el hip hop, pero no sabemos en dónde vamos a terminar porque a todos nos gustan otras cosas también. Entonces ese es el comienzo del proyecto y a ver para dónde va.

 

Hablemos de Indio vol 1 y cómo fue la curaduría detrás del compilado.

 

Lo chistoso es que cuando arrancamos Indio quizás por las personas que lo incluíamos y los artistas que ya jalaban empezaron a llamarnos para tocar en eventos el tiempo se nos fue en participar en estos toques, no estábamos sacando la música como queríamos. Entonces reunimos a los artistas y les dijimos “Hay que hacer algo”. Entonces no es que haya habido una selección de temas sino que todos nos pusimos el objetivo como parche de sacar temas para el compilado. Son temas inéditos completamente. Detrás de eso no hay mucho porque la curaduría se hizo más bien al integrar los artistas. Ya nos gustaba la música que ellos hacían entonces era más bien, como queríamos sacar algo de música, que estábamos ocupados en tocar antes que sacar un producto. Entonces fue también chévere como para unir al parche. Entonces pusimos una fecha límite y todos entregamos y ese es el resultado. Tenemos un amigo que aparece en el disco que se llama Alma, él vive en Londres y es ingeniero de sonido. A él se le entregó todo el material y é lo masterizó y ahí salió.

 

También hubo una farra tremenda con Cero39 en Boogaloop, luego de que hubieran lanzado el disco de Ruzto allí también.

 

La farra estuvo del putas y también era un ejercicio para nosotros de sacar el compilado. Empezamos con Lo que me eleva de Hardem a principios del 2017 y el trabajo de Ruzto era el siguiente trabajo fuerte a impulsar, Efecto espectador, entonces teníamos esos contactos porque un amigo, Jorge, conoce a mucha gente del medio, de hecho por estas fiestas que hacíamos con Volketa estábamos en contacto con Cero39, entonces estamos conectados con el mundo musical en general más que con el mundo de sólo el hip hop. Salió la propuesta de hacer esta fecha en Boogaloop y nos pareció del putas porque no nos queremos encasillar en un género. Sí es importante para nosotros llamar la atención del gremio del hip hop, esperamos que sea algo que se de naturalmente porque no nos sentimos con como funciona mucho el circuito ya establecido. Nosotros lo vemos como que estamos haciendo música y, coincidencialmente, la música que hacemos es rap, pero eso no significa que se tenga que apartar del resto. Además que queremos llegar a nuevos públicos y la farra fue perfecta para eso. ¿Usted estuvo en el evento?

 

De cuerpo presente.

 

[Risas] Es que también hay otra parte de Indio y es que la gente dice “ah, estos manes hacen hip hop y la vaina”, pero digamos que el hip hop es el producto que hemos materializado hasta ahora pero tal vez lo que nos caracterizaba antes de eso eran los DJs que coleccionan música. A Plboy y a mí nos gustaba comprar discos y es esa música la que oímos antes de producir la propia y en esa farra tocó, por ejemplo, DJ Blanko, ese man lleva más que todos nosotros en la vuelta y es una eminencia y aunque sea todavía relativamente desconocido. La música que pone es brutal y era también el ejercicio de mostrar eso: el tipo de música que nos gusta escuchar, poner y saber que también es como entretenimiento de buena calidad, no es como la música comercial que es como comida rápida sino que es música que dura en el tiempo y esos manes son buenísimos para mostrar eso.

 

¿Cuáles son los planes para 2018 después de que sacaron tres discos el año pasado, Efecto Espectador de Ruzto, Lo que me eleva de Hardem y el vol. 1

 

Salió también el disco de Las Hermanas, No amanece. Lo chistoso es que nosotros armamos esto como un proyecto de amigos, pero como se ha movido la cosa ha tocado como formatearlo un poco. En octubre nos invitaron a una rueda de negocios en Francia en la que estuvo Plboy y ya entramos un poco en esa mecánica. El 2018 es un poco funcionar como con amigos funcionó, va a seguir siendo de amigos, pero un poco más serio el tema del sello. Hay varios proyectos en camino, no quiero decir cuáles, pero ahí están. Y seguir dándole a los artistas con la esperanza de que sea algo a lo que nos podamos dedicar ya de lleno. Y pues que el hip hop está en un buen momento en Colombia porque de verdad esto es nuevo , yo he estado esperando mucho que el género sea algo que se escuche más normalmente en la sociedad y hasta ahora está sucediendo. Es un hip hop distinto, más abierto. Porque si oyen lo de Medellín es un hip hop que, para mí, está muy ligado al hip hop tradicional y requiere un oído musical específico. Pero como que el hip hop acá se volvió algo más social y de calle antes que una exploración de esta manera. No es tal cual como lo estoy diciendo, pero los que estamos haciendo este tipo de música ahora venimos como con otra mentalidad y es el tipo de hip hop que está un poco cruzando esas barreras sociales o auditivas”.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • YouTube Social  Icon
  • White Instagram Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon