TSH Sudaca busca el conocimiento en el clip de “Mecca”

February 16, 2018

TSH Sudaca, alter ego musical de Jhohan Cifuentes, es uno de los proyectos más inquietantes del mundo del hip hop en la capital. Con una inteligencia lírica sobresaliente y una noción universal de lo que hace a la raza humana tan grande y tan frágil, el MC capitalino ha venido trabajando desde hace algunos años en un micro cosmos lleno de símbolos, alegorías y héroes. A finales de agosto del año pasado el creador presentó Equilátero, un larga duración de trece cortes que es su propio universo autocontenido, un lugar en el colindan reflexiones sobre la crisis del individuo en el mundo fluctuante del capitalismo y el ciberespacio con arcanas referencias a religiones antiquísimas y un leimotiv en el que la palabra se convierte en espada de fuego para abrirse camino en este mundo lleno de incertidumbres. Producido por Camilo Zúñiga de Zyderal, Equilátero encuentra a este MC con la mirada inquieta sobre la vida en la ciudad, reflexionando entre rimas sobre el camino vital de los habitantes de la urbe, elevando a los seres humanos a una calidad divina en la medida en que todos somos creadores de nuestro propio universo. Con featurings notables de la escena local, como lo son Pezcatore de Rap Bang Club y N. Hardem, la obra de TSH Sudaca se eleva por encima de los lugares comunes de un género para subvertirlos, posicionarlos con dignidad literaria o ironizar sobre ellos. Después de terminar el año con el videoclip de “Hemisferio de Akbar”, el rapero empieza su 2018 con una nueva entrega audiovisual en compañía de N.Hardem: “Mecca”.

 

Producido por 777 Guerrilla, escrito y dirigido por Giuliano Ferreira, el videoclip de “Mecca” retrata a través de una historia de ciencia ficción la constante búsqueda del conocimiento humano. Con una serie de imágenes poéticas tomadas de distintas religiones del globo que se funden en la alquimia hermética del universo textual del rapero, la historia adquiere una dimensión potente en un clip que escapa de los lugares comunes de las narrativas asociadas al género. “Nosotros ya habíamos trabajado en la música y por eso tenemos una amistad cercana y yo le decía 'Yo quiero hacer un video en el que no haya raperos, donde no exista la presencia del rapero en la calle. Hagamos un video de rap en el que no haya raperos'”, explicó Ferreira en el lanzamiento del audiovisual el miércoles 14. “Llegó Equilátero, llegó “Mecca”, llegó Jhohan con una idea que es básicamente en lo que esto se transformó: el pilar del conocimiento y un poco de ideas filosóficas representadas en un lugar y en dos personas, él y Hardem, y me dio la oportunidad de sentarme a escribir un guión y de pensar en lo que somos aquí también. Aquí que hay tantos raperos, tantos rockeros, tantos chicos hipster, ¿por qué no miramos también acá? Entonces para mí la construcción de ese personaje filosófico a través de Hardem fueron los taitas, los chamanes, la magia, esa vaina que tenemos aquí que no tenemos en ningún otro lado del planeta, en ninguno. Un lugar como eso: la Tatacoa, aquí al lado, en Nemocón”.

 

“'Mecca' es el mejor vaticinio y el mejor regalo para empezar este año. Esta es la manera en la que, por lo menos desde esta parte como un equipo de personas, podemos decir “la cosa no se queda aquí y podemos hacerlo mejor”. Es un buen momento para la música, pero más allá es un buen momento para las personas que hay aquí”, dijo por su parte TSH Sudaca. “Primero tengo que agradecer infinitamente a Giuliano que fue la persona que confió en mí para hacer esto posible y que una amistad de tanto tiempo, dándole a hacer tantas cosas y desde hace unos buenos años que hicimos el primer Espiralazo, el más chirrete posible, nos juntamos para hacer música. Por esos días el tema de las redes y los plays y los likes y esa maricada no era tan importante. Pero había algo más importante y era que eso sonaba bueno. Uno salía de la casa diciendo 'No me puedo ir a dormir, tengo que ir a tocar. Tengo que ir a tocar'. Que no hay plata, OK, es otro día de esos. No es tiempo de hablar de billetes flotando en Latinoamérica, es una mentira. Pero sí es tiempo de hablar de talento, de ganas, de valor y de gente talentosa. Y afortunadamente talento y valor se juntan en un montón de amigos que, no sé el resto, pero yo estoy rodeado de gente supremamante virtuosa y que para mi tranquilidad es la gente que está moviendo uno de los proyectos más importantes de la música que está pasando en esta ciudad. Esta canción tiene historia. Y Hardem la sabe y yo la sé. La escribimos en una madrugada larga porque era necesario y porque teníamos que purgarnos un poco el alma. Básicamente esta es nuestra manera de empezar el año y vamos por más”.

 

Con “Mecca” TSH Sudaca continúa demostrando por qué es uno de los raperos más originales de la escena actual. Su inspiración viene de un lugar distinto y sus referencias y arcanas reflexiones lo convierten en uno de los actos más inquietantes del vastísimo universo lírico del género en el país. Rompiendo estereotipos y planteando una visión más extensa sobre el imaginario del hip hop, Cifuentes demuestra que el hip hop es una herramienta útil para explorar reflexiones de peso existencial, hermanando su música con la de algunos de los más creativos artistas del género como Milo en Milwaukee y Vinnie Paz en Filadelfia. Vean aquí la historia de símbolos y rituales de “Mecca” de TSH Sudaca y N. Hardem:

 

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • YouTube Social  Icon
  • White Instagram Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon