Más global, igual de melancólico: el regreso de Elsa y Elmar

February 23, 2018

En 2015 Elsa Carvajal, el corazón poético, vocal y musical detrás del proyecto Elsa y Elmar, presentó uno de los álbumes esenciales del nuevo pop alternativo, Rey. Fue un documento musical que, sumado al Caótica Belleza de Esteman, Canciones sin ropa de Pedrina y Rio y Caja de Música de Monsieur Periné, confirmó el momento esencial que vivía un género que, antes de convertirse en una réplica de los sonidos comerciales de las fórmulas radiales, aprovechaba los colores de una música con la facilidad de la recordación para compartir mensajes complejos y líricas de primera calidad sobre la identidad latinoamericana, las decepciones amorosas y el extraño entretejido de las almas que cohabitan un mismo espacio. Rey, creado desde la distancia en la que reside Carvajal, contaba además con algunas de las canciones más poderosas que la música nacional (dentro y fuera del género) había visto en la década pasada. El acierto del proyecto de Elsa y Elmar es el de volcar con sinceridad el corazón en el papel y la partitura, permitir que su audiencia conecte con sus dramas amorosos y sus alegrías más personales. Desde San Francisco, Elsa y Elmar ha creado uno de los productos culturales más necesarios para nuestras nuevas músicas.

 

Después de una larga especulación en redes que inició a finales del año pasado con el reinicio de su imagen visual en Instagram y la depuración de las muchas imágenes que conformaban sus álbumes en Facebook, Elsa y Elmar llega con una nueva canción que hará parte de su nueva producción de estudio, a estrenarse en el transcurso de este año. Con un sonido más cercano al global bass y el mal denominado tropical house, “Culpa, Tengo” aprovecha las herramientas estéticas de las canciones más exitosas de los últimos años para crear una canción igual de poderosa a las anteriores composiciones de Carvajal, pero con un color completamente distinto. Aprendiendo las lecciones de “Lean On”, “Turn Down for What”, “Sorry”, “Run the World (Girls)”, iaugurada por Major Lazer con “Pon the Floor” de Major Lazer, “Culpa, Tengo” juega con los tonos vocales de Carvajal para construir una canción poderosamente pop, de vanguardia y coherente con el momento cultural que atraviesa la música mundial. Sin embargo, antes que pensar en hacerse con un puesto privilegiado en los listados de Billboard y “venderse” (lo que sea que esta idea arcaica quiera decir”), Elsa y Elmar le está apostando a una nueva piel sin perder el corazón y vísceras que han hecho de su música una experiencia genuina y absolutamente personal.

 

El nuevo sonido de Elsa y Elmar denota a una artista más madura, una princesa del pop que, como los arquetipos de las producciones de Disney y Pixar, rompe los estereotipos y se renueva conforme al momento cultural que atraviesa la industria del entretenimiento. Elsa y Elmar presenta una canción elegantemente feminista, que permite presentar un matiz de duda a las relaciones de poder en las relaciones humanas y reconoce que la sensibilidad femenina ya no está subyugada a una debilidad intrínseca a discursos de género sin mayor lógica que el machismo endémico de nuestra cultura. Carvajal se sabe herida, pero se recompone y sale adelante con el poder de sus pasiones. El fuego aún arde en su voz, en su música y su corazón. Y la música nacional es mejor por eso.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • YouTube Social  Icon
  • White Instagram Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon