Niño pueblo (¿) dice (?) no a la guerra en “Tokko”

Niño Pueblo es uno de esos proyectos extraños en el panorama musical colombiano. Apostándole a cortes largos en el que la música se transmuta y cambia como la niebla sobre las sabanas heladas, el proyecto liderado por Diego Manrique ha logrado un nicho importante en la movida alternativa local, construyendo canciones de fina factura que se dibujan y desdibujan como arcanos arabescos sobre el cristal helado de lluvia. Con un elenco de músicos de primera línea y siempre acompañados de nuevos artistas, la música de Niño Pueblo es un esfuerzo coral de oníricas dimensiones, creando imágenes imposibles en los que el sonido obra como vehículo experimental para suscitar emociones poderosas. Con María Mónica Gutiérrez (Ságan, Suricato, Montañera) en la voz, las canciones de la banda se convierten en poemas llenos de vida que, como mariposas de colores, se escapan de nuestras manos una vez intentamos asirlas definitivamente. Hacia finales del año pasado la banda presentó “Helada vereda” y a principios de este año nos regaló “Niño de fuego” y “Origen”, junto a Pablo Trujillo. Ahora, en una coyuntura temporal precisa, nos regalan “Tokko”, un grito anti guerra que parece más un poema dadá o un cadáver exquisito antes una canción ordenada, como un campo de batalla sobre el que reposan desperdigados miembros e incendios.

 

“Es una canción anti-guerrerista: habla de los magnates/empresarios/políticos que se cagan en el campo y en sus campesinos”, explica Manrique. “La letra no es lineal, la idea tampoco es que se entienda bien de qué habla la canción. Cada persona la puede interpretar a su manera”. Es un universo que funciona dentro de su propia lógica, en la que los vientos se contaminan de un rock acelerado que permite la descarga de Gutiérrez, a la que le sienta muy bien reemplazar el grito por su cadencia lenta habitual. “La palabra ‘Tokko’, en los kamikazes, significa ‘Ataque especial’”, continua Manrique. “Palabras como ‘kamikaze’, ‘tokko’, ‘vakulinchuk’ (que es el nombre de un soldado en una película) o ‘Mansa Musa’ son todas palabras o nombres referentes a la guerra”. “Tokko” es la canción más acelerada y delirante de lo que hemos ido conociendo de Niño Pueblo, y resulta en una composición absolutamente pertinente al momento de incertidumbre que atraviesa el país tras la primera vuelta de la elección presidencial, aunque hubiese sido grabada hace un par de años.

 

Niño Pueblo es un acto completamente distinto en el panorama musical colombiano. Cada una de sus partes es docta en su oficio musical y ello permite que las canciones de la banda alcancen nuevas e insospechadas dimensiones. Con “Tokko” la banda continúa probando que hay una posibilidad en las músicas locales de recorrer distintos sonidos y crear una estética con identidad propia. Escuchen aquí “Tokko” y díganle “No” a la guerra y a la destrucción de nuestro hermoso campo.

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • YouTube Social  Icon
  • White Instagram Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon