El cómodo silencio de los que hablan poco llegará por primera vez a Colombia acompañado de invitados de lujo

Chile tiene una historia sonora impecable. El país de la estrella blanca nos ha regalado siempre músicos vitales que han construido la escena del continente y se han posicionado como algunos de los referentes más importantes del rock en español. Dejando de lado la vital tradición folclorista, en la que sobresalen Los Jaibas o Inti Illimani, Los Tres, Los Bunkers, La Ley, Chancho en Piedra o Mon Laferte le han puesto el pecho a la poderosa avanzada de artistas mexicanos o argentinos, construyendo un catálogo de clásicos de la música de habla hispana. Ahora una nueva generación de artistas se ha tomado los circuitos under y están creando algunas de las propuestas más interesantes de la música latina. Pensemos, por ejemplo, en Alex Anwandter o Francisca Valenzuela que, aunque nacida en San Francisco tiene toda la carga identitaria de la tierra de Nicanor Parra,  pero también miremos más allá, hacia las bandas emergentes. Pensemos, por ejemplo, en El cómodo silencio de los que hablan poco.

 

Quizás como una alusión a ese ejercicio zen de escuchar antes que hablar, la banda chilena se dio a conocer en el 2016 con Run Run, uno de los álbumes más impresionantes de ese año en su país y el under latinoamericano. Rápidamente se convirtieron en un fenómeno emergente, cosechando fanáticos a través del siempre necesario ejercicio del voz a voz, permitiendo que cada vez sus presentaciones estuviesen más pobladas, conquistando siempre cada una de las tarimas en las presentaban su dulce sonido atmosférico, sus inquietantes composiciones líricas, su música hecha con el corazón. El cómodo silencio de los que hablan poco ha logrado un reconocimiento importante en su país de origen y se ha unido a una camada de bandas dinámicas y enérgicas como Protistas o los Niños del cerro, pero diferenciándose de una estética predefinida y llevando sus exploraciones sónicas hacia un cóctel rítmico que nos obliga a asumir un ejercicio de escucha activa, saboreando cada uno de los momentos que componen su sobresaliente música. Ahora, por primera vez en su corta historia, esta banda del sur de Santiago pisará tierras colombianas para tres presentaciones.

 

Todo nace de la iniciativa de un colectivo vital de la movida bogotana llamado Noise Noise, que ha encontrado en la movida alternativa un lugar fructífero para la realización de eventos de primera línea. Presentando su segunda placa, Amanda, de este mismo año, la agrupación en la que convergen elementos del post rock, el indie, el pop y el rock alternativo, llegará como abanderada de una nueva generación de artistas chilenos. Para quienes seguimos los pasos de Los Bunkers, nos conmovimos con el regreso de Los Tres a las tarimas del Rock al Parque o presenciamos el íntimo recital de Chancho en Piedra el año pasado, esta oportunidad es un deleite para conocer los nuevos sonidos de ese país pequeño que tan enormes agrupaciones nos ha ofrendado. Así mismo, la compañía de algunos de los artistas locales más emocionantes de las nuevas músicas colombianas, hace de esta visita un evento imperdible.

 

Los chilenos estarán presentándose en dos oportunidades en el país. El 19 de octubre tocarán en Barnaby Jones en Medellín y el 20 se tomarán las tarimas de Latino Power en Chapinero. Adicionalmente, el 18, tendrán un íntimo meet and greet en La Roma Records de Bogotá, boutique discográfica en Teusaquillo. En esta primera visita los chilenos estarán acompañados por tres bandas locales durante su show de Latino Power: Arrabalero, Hermanos Menores y Quemarlo todo por error serán los actos encargados de dar forma a una noche llena de música que cerrará de manera contundente con un set extendido por parte de los chilenos. Arrabalero, que pronto estará también en el Hermoso Ruido (crucen los dedos para verlos en la décima edición del Picnic en 2019) presentará su más reciente producción, Sudoku, un álbum que antes que bipolar explora dos sonoridades que se complementan para dar forma al sonido y temperamento de una banda ávida en la exploración y experimentación sónica. También presentarán algunas nuevas composiciones de su próximo disco. Hermanos Menores, una de las bandas más sonadas de 2017 con su debut Campoamalia, presentará un set cargado de drone, noise y stoner que, para quienes nunca los han visto en vivo, resultará en una aventura introspectiva que los llevará a los parajes más apasionados de sus instintos. Por último, como complemento perfecto del sonido de los chilenos, la joven promesa de la escena independiente, Quemarlo todo por error, prenderá los motores de su sonido pop melancólico para compartir con los presentes las canciones de su esfuerzo discográfico de 2018, Cuánto más hemos perdido (yo ya perdí la cuenta). Conozca con los sonidos de una las agrupaciones más emocionantes del panorama latino, cierre los ojos y conéctese con el sonido de una música hecha para la contemplación, para el ejercicio hipnótico de bailar suavecito.

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • YouTube Social  Icon
  • White Instagram Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon