• Por Ignacio Mayorga Alzate

“Luces neón” en la cabina de Cohetes


Ha sido un vuelo corto, pero de grandes distancias recorridas, para Cohetes. El proyecto solista de Juan Pablo Pulido, ex líder de 8KMS, lleva poco tiempo en el espectro musical colombiano y ya ha logrado importantes hitos con los que muchos creadores nacionales sueñan durante años y algunos nunca lo consiguen. Durante el 2017 acompañó a Telebit en la gira de promoción de Ley de gravedad junto a los ecuatorianos de Da Pawn y abrió el concierto de Caloncho en Armando. Así mismo, en septiembre se confirmó su participación en el festival privado más importante del país, el Estéreo Picnic, en el que descrestó en el primer día con una contundente mezcla de pop, rock y electrónica que dejó a la audiencia sorprendida por la audiencia que encontró un refugio al frío y la lluvia en las cálidas melodías del bogotano. Además de recorrer varias ciudades en su travesía galáctica, el joven colombiano ha compartido tarima con importantes representantes del indie pop local como Surcos y Juan Pablo Vega y con nombres internacionales de la talla de Siddhartha, desde México. Seguramente este impulso llevará a Pulido más cerca de alcanzar las estrellas.

Después de varios exitosos sencillos que han encontrado fácilmente un lugar en las listas de reproducción de Spotify y en el corazón de los escuchas latinoamericanos, Cohetes regresa con una nueva canción, “Luces Neón”. “El nombre salió de como a veces la vida o las circunstancias te dejan viendo, como dice la gente, una especie de chispero”, explica Pulido. “Como que a veces no sabes actuar, todo parece sorprenderte después de que algo salió como no esperabas. La canción al principio iba a ser un poco triste, pero traté de darle como unos colores alegres también, como que pasó y quedé viendo luces neón, pero sigo adelante y sigo siendo yo”. La canción, que habla sobre esa costumbre que tenemos de idealizar a las personas o las circunstancias, ignorando que todo tiene sus quiebres, al igual que nosotros mismos, fue escrita por Pulido, producida por Julián Bernal (Esteman, Animales Distintos) desde México y masterizada por Mateo Lewis (Elsa y Elmar, Caloncho, Little Jesus), creando una melodía que recoge la nostalgia ochentera que ha caracterizado los anteriores lanzamientos del bogotano, pero llevando a un lugar bien interesante el juego con los instrumentos, en el que la guitarra predomina etérea sobre la mezcla.

“Creo que con esta canción reafirma, o reafirma aún más, el sonido que Cohetes va cogiendo con el tiempo. En estos dos años que llevo de carrera he explorado diferentes sonidos, diferentes ritmos, diferentes formas de componer”, continúa Pulido. “La canción muestra el camino por el que hay que ir y que se ha dado por sí solo, sin forzarlo, simplemente con la composición, al verme a mí como persona que quiero ser y de pensar como quiero que la gente se siente a oír mis canciones. Es toda esa mezcla lo que le ha dado a Cohetes todos los componentes para sacar esta canción. Aunque es una canción muy sencilla tiene un mensaje que puede ser interpretado de diferentes formas. Las luces de neón las pienso como en un bar en los setenta, que estaba lleno de luces de colores. El momento en que uno está en un bar, los tragos, las conversaciones, la gente que está alrededor, el baile te lleva a solo ver las luces de neón. Todas las situaciones que pasan en el bar: las sorpresas, las ilusiones, las desilusiones, todo está rodeado en esta canción”. Escuchen aquí “Luces Neón” y no se ilusionen con su magia eléctrica, pues al apagarse solo queda un destello tras los párpados.

#Cohetes #LucesNeón #FestivalEstéreoPicnic2018

48 vistas