• Ignacio Mayorga Alzate

Alcolyrikoz celebra su lugar de origen con “Aranjuez”, que da nombre a su próximo álbum


Los Alcolirykoz son antropólogos (y arqueólogos) de su propia realidad, logrando una disección honesta de lo que ven, lo que viven, lo que los hace palpitar. Sin embargo, a pesar de haber narrado su entorno desde la rima desde hace muchos años, nunca habían podido dedicarle un corte a su realidad más inmediata: el barrio del que son hijos y del que se resignan a emigrar. “Aranjuez”, segundo sencillo de este 2020 que sucede a “Baldor”, es una declaración de amor al lugar en donde construyeron sus esperanzas y en el que empezaron a dar sus primeros pasos en clave de breakdance cuando se enamoraron del género que los hizo leyenda en su país y en el universo del hip hop de habla hispana. La banda le ha dedicado líneas centrales de su producción al espacio vital de sus ancestros, pero es ahora cuando deciden honrar la memoria del icónico barrio paisa en un corte que registra sus amores y frustraciones, elementos ambos necesarios para formar el carácter de los narradores. “Aranjuez” hará parte de un álbum también así titulado que verá la luz a principios de 2021.


Este corte llega luego de que Gambeta recibiese como regalo Aranjuez 80 años: nombre español para un territorio lunfardo, de Hugo Bustillo Naranja, que le dio el contexto y la historia de su propio espacio. El corte está construido sobre un instrumental en el que un sample de un arpegio se entreteje con un conjunto de cuerdas, conforme va apareciendo desde lejos una guitarra eléctrica que le dará un final climático al corte. Así, KAztro y Gambeta van rimando su entorno con reflexiones que antes que nostálgicas son anecdóticas, permitiendo escapar del cliché de la violencia para construir desde lo vivencial un universo de imágenes en el que colinda la esperanza y la muerte, sueños y resignaciones. Los NinjAZ encuentran la forma de crear una serie de retratos poderosos y evocativos que dan cuenta de un barrio en el que la familiaridad es clave para habitar el espacio: “aquí el que no tiene alias es porque no lo quiere nadie”, explica KAztro.


“La moraleja de vivir aquí es que pa’ donde mires tienes que subir”, explican en el cierre los Alcolirykoz, utilizando una característica geográfica del barrio para crear una poderosa metáfora vital. Casualmente, al igual que Alcolirykoz, Aranjuez se escribe de la “a” a la “z”, creando una palabra que engloba el principio y el fin, todas las posibilidades de la experiencia vital. “Aranjuez” es un corte reflexivo en el que los NinjAZ pueden honrar ese espacio que los vio crecer y convertirse en los emblemas que hoy son para el hip hop latinoamericano. Es un corte que reflexiona sobre lo bueno y lo malo, lo crudo y lo apasionado, la fiesta y la violencia. El sencillo escapa del cliché y el sentimentalismo y se perfila como una de las canciones más personales del trío paisa sin rayar en fáciles salidas retóricas. Ese nunca ha sido el camino del conjunto: ellos miran para arriba y siguen escalando hasta llegar a la cima. Lléguenle a “Aranjuez” de Alcolirykoz y conozcan la cuna de una de las agrupaciones claves de nuestro hip hop.