top of page
  • Foto del escritorIgnacio Mayorga Alzate

Amantina busca olvidar en “AMULETO”



De manera pausada y muy sigilosamente, Daniel Sorzano Perry, conocido como Amantina en el mundo de la música independiente, se ha convertido en una de las voces más sorprendentes del indie latinoamericano. A medio camino entre Ecuador y Colombia y una pluralidad de estéticas y sonidos ingeniosamente manufacturados, Amantina es un artista polifacético, conmovedor y sorpresivo que tiene los pies en el suelo y los oídos en todas partes. En 2002 el artista debutó con su sorpresivo Vivo, nasty, un álbum poco menos que perfecto que le muestra el dedo medio a todos los críticos que dependen de encasillar un producto para determinar su valor. Pero es que ese disco estaba por todas partes y bebía de todas las fuentes para construir una declaración de principios, artística y estética en la que la pluralidad era la clave del éxito.


Aún sin encasillarse en una única estética, Amantina continúa presentando sorprendentes lanzamientos, canciones honestas cargadas de una fuerza poética individual e irrefrenable. Después de su presentación en 2023 en el Festival Estéreo Picnic, el músico ha venido adelantando las primeras muestras de su segundo álbum de estudio, que verá la luz este año después del lanzamiento de cinco sencillos promocionales. “SABI” y “CAMINO DE ECONOMÍA” llegaron en octubre y diciembre del lustro que dejamos atrás y ahora, inaugurando este nuevo año, el compositor presenta “AMULETO”, una canción sincera y adolorida que recurre a la idea del bolero para construir una visión contemporánea del mal de amores, más allá de lo que ya se ha dicho en esas frases de amor que se repiten tanto.


“AMULETO” apenas alcanza la marca de los dos minutos y medio, pero es un corte contundente sobre las rupturas, las ansiedades que llegan con ellas y el ejercicio de estoicismo que implica sobrevivir al deshielo. La atmósfera minimalista de guitarra y voz se complementa con samples que remiten a la monotonía de la ausencia: un carro que se marcha para un viaje desconocido, el siseo de una canción que no termina de empezar en su giratoria melancolía de vinilo y el lamento espectral de “Sin ti” de Los Panchos, sonando como si la interpretase el Sombrerón guatemalteco entre sombras nocturnas.


“AMULETO” sintetiza la chispa que hace del proyecto de Amantina un incendio lento: una estética minimalista que aprovecha con habilidad su economía de recursos, la intimidad que genera su voz fatigada e imágenes poéticas cotidianas que recuerdan que las grandes narrativas del amor, el desamor, la victoria y la derrota también cobijan a los héroes anónimos que recorren la ciudad ausentes, a quienes esperan con la luz encendida que llegue la nueva mañana, fumando un porro liado por ellos mismos.





64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page