• Ignacio Mayorga Alzate

Filter Fauna explora la gula, segunda reflexión de los pecados capitales, en “Amor visceral”


Filter Fauna es un proyecto radicado en Bogotá procedente de Ipiales, que presenta una propuesta de música alternativa en fusión con el folclor andino. Con una trayectoria de cinco años, en la cual lleva dos producciones discográficas, videoclips, sesiones en vivo, programaciones radiales y shows en la escena nacional, Anderson Lucero ha creado una identidad artística emocionante y visceral. Tras el lanzamiento de su producción debut el artista nariñense fue ganador de "Yo creo en lo de acá" realizado por Árbol Naranja, artista BoMM (2019), uno de los seleccionados para representar en Rock Vive Latino a nivel internacional, entre otros reconocimientos y participaciones. La puesta en escena es una respuesta a la correlación de la naturaleza con la era digital, lo cual ha hecho a esta expresión artística visitar escenarios como Colombia.


Después de presentar hace un par de meses “Escarlata”, su primera reflexión en torno a los pecados capitales, el músico nariñense presenta “Amor visceral”, su visión propia sobre la gula. El sencillo es una composición en clave de cumbia villera con teclados noventeros y aire tex mex que concatena con un teclado funky y unos vientos nariñenses. La composición encuentra al hombre orquesta jugando con diversos referentes de su pasado y su presente, integrando ritmos que le son propios y otros que se han convertido lentamente en parte de su nuevo sonido. “Amor visceral” viaja por distintos ritmos y se convierte en un contoneo sabroso para coquetear en una noche oscura, en la que la única testigo es la luna sobre un cielo cómplice. “Si mal no recuerdo, una noche de ebriedades y realidades difusas, llegó a mi mente esa pregunta que parecía no tener nada que ver con lo que está pasando a nuestro alrededor, como si alguien o algo plantase esa idea en mi cabeza y no pudiera deshacerme de ella por más de que la intenté olvidar. Hacía un tiempo me había entrado un afán por adentrarme en las pinturas del Bosco, en especial dos de ellas: el tríptico de El Jardín de las delicias y Mesa de los pecados capitales. Regresando a esa noche, me pregunté cómo sería una noche en el jardín de las delicias. Estaba en el proceso de la composición de mi disco relacionado con los siete pecados, y este era el gancho, la inspiración que me iba a acercar más al final de la composición”, explica el músico sobre la génesis (el juego de palabras es intencionado) del sencillo.


“Al principio estaba escuchando mucho rock psicodélico y Lo-fi y estaba buscando algo por el estilo. Incluso “Amor Visceral” la estaba tocaba en vivo de esa manera, hay una sesión en vivo grabada en clave de rock y cumbia”, continua el músico. “Pero al momento de sentarme a producirla fue otro mundo distinto. A fin de año había estado en varias fiestas por el sur de Colombia, fiestas cumbieras. La cumbia villera siempre ha estado presente en mi ciudad natal, Ipiales, y decidí llevar “Amor Visceral” a esa clave. Me ayuda a narrar lo que quería decir: una noche de excesos aludiendo a la gula”. Se esperaría que el sencillo sirviera para narrar la lujuria, pero Filter Fauna es oportuno en darle la vuelta a la tuerca para emplazar el juego con la gula en el apetito de la carne y el erotismo desinteresado. “Amor visceral” es una reflexión coqueta y simpática de un pecado asociado a los cuerpos externos a la normativa, grotescos bajo estándares arcaicos, que lleva la mirada sobre el deseo y la necesidad de sentir la piel, la humedad, el aliento y el cabello regado sobre un prado imaginario y en el que todo es posible. Que no cumbia el pánico: Filter Fauna llega a salvar la noche. Mucho, mucho amor visceral para ustedes.