• Ignacio Mayorga Alzate

Chispas oscuras en “Los hijos del Emperador”, el nuevo sencillo de Teatro Unión


Desde que apareció en el radar Teatro Unión, las expectativas son altas. Con su primer lanzamiento discográfico Clase B de 2017, la banda centrada en Bogotá se ha hecho un nombre importante en el circuito under y en los círculos que celebran la música helada y oscura. Con visos de art punk, noise, new wave, post punk y una fuerza hipnótica en los teclados y sintetizadores lejanos, la banda es una apuesta única, potente y explosiva. Después de este primer lanzamiento la banda ha estado componiendo nuevas canciones para su nueva producción, VISIONES, que esperamos llegue en el segundo semestre de 2020. En 2019, después de ser una de las bandas que abrieron el concierto de Motorama, Teatro Unión presentó “El creyente” y ahora regresa con la vibrante y emocionante “Los hijos del emperador”, un corte dinámico en el que los sintetizadores nos llevan por distintos estados del caos en un lapso ínfimo de 2:44 que es suficiente para transportarnos a nuevos planos físicos.


Teatro Unión lleva al límite su identidad sonora en “Los hijos del emperador”. Según las palabras de John Hincapie, cantante y guitarrista “es una pequeña oda a la física cuántica y a las partículas elementales que crean toda la materia que nos rodea”. Este proceso, azaroso y caótico que remite a la creación de universo, es tangible en la producción Mauricio García realizada en Nébula Estudios. La canción abre con un riff de guitarra y un juego en los platillos antes de que se sume el bajo y unos teclados hipnóticos que emulan el sonido de autos de carreras a toda velocidad. Hincapie canta lejano con sofisticada emoción contenida mientras la mezcla nos lleva por momentos de calma y éxtasis antes de darle una prelación especial a los teclados, que enloquecen hasta la esquizofrenia auxiliados por una batería sincopada y nítida.


“Los hijos del emperador” mantiene su energía en una partícula de materia oscura capaz de destruir o crear el universo. En su corto vuelo, la canción nos lleva a un estado de trance y tránsito capaz de enfrentarnos con todas nuestras preguntas internas. Es emocionante a la manera de la estética de la banda: esto es recatado y explosivo, minimalista pero dinámica y exacerbante, en el buen sentido de la palabra. Es una composición para mover frenéticamente la cabeza con los ojos cerrando, tratando de entender lo inasible y lo arcano. Teatro Unión presentó en febrero el sencillo acompañada de Los Viles y Vida Cruda en un evento pequeño en Marino Submarino. La energía de su presentación fue un abrebocas para su show del Estéreo Picnic, el cual se vio aplazado hasta diciembre. Mientras esperamos, escuchen aquí “Los hijos del emperador”.



25 vistas