• Ignacio Mayorga Alzate

Cinco discos peruanos del primer trimestre



Desde el año pasado ampliamos el radar de nuestro cubrimiento para empezar a trabajar los lanzamientos del resto del mundo. Durante años hemos hecho un esfuerzo por entrevistar a algunos de los músicos más importantes del continente y de España, pero no fue sino hasta el 2020 de reinventarse que comenzamos a colaborar más abiertamente con creadores de todo el mundo. Así es que, de manera trimestral, entregaremos una serie de conteos de álbumes y EPs relevantes del año en todo el globo. Decir que algo es mejor que lo otro es una opinión que no nos interesa dar, pero siempre trataremos de traer el foco sobre creadores que nos han legado interesantes composiciones que consideramos podrían ser del agrado de ustedes. Así es que hoy les presentamos cinco lanzamientos del primer trimestre de 2021 hechos en Perú que nos llamaron poderosamente la atención. Esperamos que las disfruten tanto como nosotros y que esta sea la oportunidad de conectar con otras voces de la poderosa producción de este país vital para la industria de la música. Nos disculpamos por la demora, pero hay tanta música hermosa que llega a nuestros radares que preferimos tomarnos el tiempo de apreciarla antes de evacuarla como si se tratase de una fábrica de salchichas. En esta oportunidad nos ayudaron a plantear nuestra selección Renzo Lobato de Rock Achorao y Alonso Canto de Odiador.club. Visiten sus portales para estar al tanto de cuanto ocurre en nuestro país hermano.


Liberato Kani – Pawaspay/Despegando


El rapero quechua regresa con un álbum con toques de Rage Against the Machine y Beastie Boys, pero sumándole la fuerza de las músicas tradicionales andinas, amazónicas y afro-peruanas. Su propuesta de valor bilingüe le ha permitido presentarse en importantes plazas de su país, así como en Cuba, Alemania, Chile, España y los Estados Unidos. Al presentar en Pawaspay/Despegando con instrumentación folclórica entretejida con samples y boombap, el rapero peruano logra una mixtura emocionante que demuestra que “el quechua suena bien”, definitivamente. Liberato Kani ha hecho de su camino vital un ejercicio pedagógico desde su profesión como docente, así como con su camino musical, en aras de la reivindicación de la lengua primera de los pobladores prehispánicos de su territorio. En media hora de duración, este MC poco convencional presenta la cosmovisión de un pueblo latente en la idiosincrasia peruana. Es una historia de tradición, de respeto por la naturaleza, lo místico y mítico de los ancestros y la resistencia cultural a las formas caníbales que, antes que enriquecer el discurso cultural a través del sincretismo, buscan devorar la diferencia para invisibilizarla.



Kranium – Uma Tullu


Es reconfortante saber que Latinoamérica sigue vibrando con la resonancia telúrica del metal. Más aún saber que leyendas del continente mantengan la actividad y la perfección de sus obras macabras. Uma Tullu estrenó a finales de 2020, pero lo vamos a incluir en este conteo porque no queremos dejar pasar desapercibido uno de los lanzamientos esenciales del metal latino de los últimos meses. En Uma Tullu los pioneros del folk metal peruano narran la historia de la capital peruana desde varios momentos históricas de su atropellada historia, desde su pasado prehispánico hasta la instauración del tribunal de la Santa Inquisición virreinato de los Reyes Católicos. Así, Uma Tullu (cráneo en quechua) nos lleva por las catacumbas para narrarnos la historia del Vago del Cementerio, quien le rinde culto a sus seres queridos que partieron al más allá, nos describe la enigmática Tapada Limeña y reflexiona sobre el espectro colonial que aún permea las formas del discurso latinoamericano. Sin dejar de lado las influencias del doom y el folk, las flautas andinas son un elemento instrumental maravilloso, la banda se orienta pesadamente al rock de los setenta con momentos de guitarra épicos que describen parábolas explosivas, como un hacha que cercena las testas de una raza que no buscaba su exterminio ni la merma de sus valores culturales. Puto álbum excelso.

Niños sin smartphone – Todos vamos a morir


Una de las bandas más divertidas y emocionantes del Perú contemporáneo, Niños sin smartphone empezó a trabajar en 2019 y rápidamente se convirtió en un acto central de la alternativa en su país, musicalizando la cinta peruana Papa youtuber ese mismo año. Con Todos vamos a morir la banda ratifica su extraña propuesta sonora, mezclando una larga serie de influencias en las que el lo-fi y el noise se intercalan con programaciones electrónicas y vocales a la manera del DIY del punk neoyorquino de los setenta. Es un disco alucinante de inicio a fin, una divertida forma de enfrentar los problemas contemporáneos pues tiene en su tiempo de producción y mutación los mismos horarios del Covid en Latinoamérica, empezando a trabajarse en marzo de 2020. Lo mismo cristalizan a 107 Faunos y Él mató a un policía motorizado como a Juan Cirerol y León Benavente. Sin embargo, es una obra musical de fina factura que tiene una plétora de acentos rítmicos y lenguajes de todas las disciplinas del rock y del pop. El disco empezó como una broma negacionista en su nominación cuando arrancaba la pandemia y ahora se constituye en un peligro inminente a escala global: si el virus no arrasa con nosotros, Niños sin smartphones se va a comer el continente con su música.

QOQEQA – Axuxa


En septiembre de 2020 los peruanos de Dengue Dengue Dengue presentaron su sello musical Kebrada con un recopilatorio llamado Discos 3/Cuartos que incluía once temas de artistas que proponían composiciones en torno a los polirritmos y los patrones en tripletes. Ahora, uno de estos artistas aparece como el segundo lanzamiento del segundo álbum que Dengue Dengue Dengue estrena en su sello desde Berlín. QOQEQA es el alias creativo de Daniel Valle-Riestra, quien presentó Axuxa en febrero como recogiendo la batuta de la nueva producción electrónica en el Perú. Mezclando sus raíces andinas y afro-peruanas con excéntricas texturas electrónicas este es un álbum de avanzada, minimalista, ejemplar. El producto resultante de esta exploración es un inquietante recorrido por la tradición de nuestro país hermano, que comparte con nosotros el hecho de configurarse como una identidad a tres flancos, hecho que no desconoce QOQEQA y que replantea con elegancia en su propuesta introspectiva y honesta. Axuxa es un disco sobrecogedor y emocionante, que no lleva el drop a la histeria de los festivales, sino que plantea una actitud crítica de escucha para recorrer con calma y a cabalidad sus múltiples paisajes musicales. Bellísimo.


Renata Flores – Isqun


Lo de Renata Flores es uno de los lanzamientos más interesantes con relación al enfoque de género e identidad que se ha producido recientemente en Latinoamérica. El woke feminism es un tema complejo en la que la presentación de productos culturales en los que la mujer es heroína y protagonista, perfecta, cuyo único villano es el patriarcado. Es una discusión que tiene tanto de largo como de ancho y que no exploraremos a cabalidad por falta de espacio y porque no es tan oportuno en esta instancia. Todo esto para decir, empero, que Isqun es un disco que debe escucharse no por el género de Flores (mujer) o su ascendencia étnica (indígena), sino porque es estéticamente perfecto. Interpretado en quechua y castellano, entretejido con el rap, el trap y el pop, Isqun es un álbum lleno de historias en torno a heroínas de la historia peruana como Chañan Cori Coca, Francisca Pizarro, La señora del Cao, María Parado de Bellindo o Rita Puma. Es una celebración de resistencia desde la sensibilidad pop y un esfuerzo por visibilizar otras voces y miradas en la amplia cosmovisión de nuestro continente. Es un disco a todas luces maravilloso.



174 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo