• Ignacio Mayorga Alzate

Dr Honey descubre la belleza de la muerte en “Collateral”



Dr Honey es un dúo de electrónica conformado por las hermanas Laura y María Camila Narváez, nacidas en Pasto, pero residentes en Bogotá. Influenciadas en su estética por el arte clásico, las estatuas de mármol y una paleta otoñal, Dr Honey llega con una propuesta diferencial inteligente y única, lo que permite anticipar el impacto en la escena electrónica que tendrán en un futuro. El dúo presentó en marzo de 2020 su primer sencillo como agrupación, “Loud”, que tuvo una acogida importante en el panorama de la música electrónica global, con representaciones en México, Brasil o Italia. Luego las hermanas Narváez presentaron “Nana” con la que continuaron sumando adeptos para regresar a finales de abril con su nuevo corte, “Collateral”, su momento más oscuro a la fecha. Descubriendo la belleza colateral de las cosas, el dúo se sumerge en las sombras del sonido para encontrar un concepto nuevo en su propuesta sonora, cada vez más inteligente y de mejor factura.


A pesar de la estética delicada del proyecto, y su coqueta nominación, lo cierto es que la música de Dr Honey es todo menos rosa. Su propuesta de valor está construida sobre las bases de una identidad sonora sombría y explosiva, cargada de sonidos nocturnos y lóbregos que descubren el lado más inquietante de la noche. En “Collateral”, Dr Honey vuelve a unir esfuerzos con el productor Samuel Lizarralde (Böjo), y construye una furiosa descarga electrónica que las lleva a transitar los parajes más oscuros del sonido del techno en una producción que deja de lado los sonidos melódicos de sus anteriores sencillos, adentrándose en sonoridades inspiradas por el Acid Techno y el Industrial alemán e inglés. Con un bajo pesado y sintetizadores enérgicos, el dúo bebe del concepto de la belleza colateral, estos aprendizajes que se manifiestan a través del trauma en forma de catarsis para conectarnos con la vida, recordándonos que hay valor en toda la experiencia humana, que la belleza se encuentra en todas partes, solo se trata de saber encontrarla.


“Collateral” presenta los aprendizajes del fogueo en las pistas de baile. Después de plantear una experiencia desde el estudio, Dr Honey presentó sus composiciones frente a un público en vivo. Esto les permitió encontrarse con que sus seguidores no están inmersos únicamente en la dinámica explosiva del baile, sino que se valen de sus sets para conectar con algo más profundo y trascendente, una experiencia espiritual si se quiere en la que la música sirve como excusa para llegar al centro de nuestras emociones, aquello que nos hace únicos entre manos que danzan y pies que llevan el ritmo mientras saltan e interactúan con otros cuerpos. “Collateral” es el resultado de escuchar a sus emociones y sus sensibilidades, de conectar su propuesta con algo que las excede, de presentarse como una herramienta que canaliza a través del sonido la experiencia humana para servir de cadena imantada con las musas. Con solo tres sencillos, Dr Honey se ha convertido ya en un referente necesario de la electrónica local. Su inteligencia a la hora de plantear su música trasciende las fórmulas de las pistas de baile para construir una poética de lo melancólico y lo trascendente. Con “Collateral” el dúo nos demuestra que hay belleza en cada lugar del mundo. A veces, sin embargo, toca cerrar los ojos para percibirla. Casi siempre, es mejor guardar silencio y dejar que el mundo nos hable a través de sus mecanismos invisibles, de sus voces mudas que nos rodean.



35 vistas0 comentarios