• Por Redacción 120 dB Bogotá

Desde Nariño Fatua Trío regresa con su segundo álbum de estudio


El Sur de Colombia posee una rica historia de creación artística que, a veces, queda silenciado por la dinámica de centro y periferia que tiende a regir la producción y el diálogo cultural. Sin embargo, el departamento de Nariño ha mantenido la fuerza que lo ha caracterizado desde el complejo proceso de independencia y nos ha legado al resto del país y del mundo una rica tradición que sobrevive vigente en las manos de nuevos artistas, aquellos que se preocupan por indagar sobre la raíz y las implicaciones que conlleva el proceso de reafirmación identitaria. En las tierras del volcán nace entonces Fatua Trío, un poderoso ensamble de jazz que, entre dos discursos, se ha convertido en una fuerza musical infrenable y una referencia obligada de los amantes del género en nuestras tierras.


Fatua es un laboratorio sonoro radicado en Pasto, capital del departamento, en el que se encuentra la tradición musical de esta tierra con nuevos lenguajes y perspectivas que vienen del jazz de los Estados Unidos y la improvisación musical que es la espina dorsal de este género. La improvisación es el escenario de diálogo, el camino en el que la música como herencia se transforma en gesto artístico y voluntad creativa renovada. Desde lo tonal hasta el ruido, desde la tradición hasta el jazz y la experimentación, Fatua Trío es un acto creativo en permanente desarrollo. Ahora, después de una espera de tres años, el conjunto regresa con su segundo álbum de estudio, Homenaje músicas del Sur, el resultado natural de un proceso investigativo cuyo objeto de reflexión es la música tradicional del sur de Colombia.


Esta producción se realizó en co-financiación con la gobernación del departamento de Nariño a través de la convocatoria pública “Cultura Convoca” (2019) y contó con la participación especial del maestro Juan Jairo Benavidez, reconocido vientista colombiano que hace parte de la agrupación La Guanga de Mocondino, exponentes de la música en el municipio de Pasto. Su repertorio se compone de arreglos de piezas de compositores locales como Luis E. Nieto, Leonardo Yepez, Florencio Jojoa, así como obras inéditas del trío, buscando evocar y celebrar el patrimonio musical del territorio comprendido por el sur de Colombia y el norte del Ecuador. Así, el encuentro hermana dos lenguajes que se complementan en el ejercicio creativo, que es tanto valor compositivo como virtud interpretativa. Una maravilla.


Junto al trabajo discográfico, se lanza también un videoclip como sesión en vivo de una de las composiciones del disco, “Los Apus”, canción que evoca el imaginario indígena ancestral alrededor de las montañas sagradas y sus espíritus. Fatua viene desarrollando un trabajo juicioso, reclamando un lugar en el panorama nacional del jazz, con un lenguaje y una estética inspirada y nutrida en los encuentros y diálogos con las expresiones tradicionales musicales del sur de Colombia y sus cultores. En los puentes que se tienden entre la tradición musical y las dinámicas contemporáneas del jazz, ahí se encuentran los caminos de Fatua.




136 vistas