• Ignacio Mayorga Alzate

Desde España, Adiós Amores regresa con “Doce navajas”


En 2020, como es usual, España presentó una serie de lanzamientos increíbles que hablan de un revival de algunos de los ritmos que convirtieron al país en un referente de la música en castellano antes de la gran explosión de bandas latinoamericanas. El sonido ye-ye, que nació en Francia en 1959 y se extendió por Italia y España, se ha convertido en un referente interesante al que bandas contemporáneas ibéricas están reestudiando para inyectarle un dinamismo moderno a un sonido que hizo bailar y enamorarse a nuestros padres. Mujeres, en 2014, publicó el EP Aquellos ojos, cuyo sencillo titular tenía una fuerte influencia de actos como Marisol, Lita Torelló y Salomé. Sin embargo, nadie está revitalizando estas formas de manera tan concisa y elegante como Adiós Amores, un dúo femenino sevillano. Con tres lanzamientos previos, el dúo se ha convertido en una de las promesas del rock y el pop ibérico, logrando concatenar una serie de influencias con un sonido único y versátil que es tan conmovedor como enérgico y creativo. Esta mañana, el dúo regresó por más con la presentación de “Doce navajas”.


Compuesto por Iman Amar (guitarra y voz) y Ana Valladares (guitarra, sintetizadores y voz) y apoyadas en labores de producción por Guille Briales, Adiós Amores ha creado un sonido dinámico y explosivo que es fascinante y contemporáneo, aprendiendo las lecciones de una rica historia de melancolías y desamores planteada en las baladas de Raphael, Los Brincos o Conchita Velasco. Aunque Iman vive en Granada, mientras que Ana y Guille residen en Valencia, la banda ha encontrado la fórmula para producir sencillos emocionantes y explosivos. Aunque cada uno tenía sus propios proyectos musicales, Iman visitó a Ana y a Guille a inicios de 2019 y luego empezaron a trabajar a distancia una serie de canciones que tenían perfiladas de tiempo atrás. Así llegó uno de los proyectos más emocionantes del año pasado para la España contemporánea. Con “Charlotte”, “La fuente” y “Mentira” la banda pudo ser telonera de All La Gliry antes de que los eventos en vivo se acabaran y luego participó en varios eventos virtuales como el Monkey Week. Ahora, Adiós Amores regresa con “Doce navajas”, cuarto corte de carrera que acompañará a “La fuente” en un vinilo prensado por Snap! Clap! Club que saldrá a la venta en marzo en formato de 7 pulgadas.


“Doce navajas” reformula el sonido ye-ye con una influencia psicodélica en las guitarras y un teclado espacial a la manera de los sonidos oníricos de los sintetizadores de los setenta. Es un relato cruel con reminiscencias líricas a “Mil pedazos” de Christina y los subterráneos y “Cruz de navajas” de Mecano, dos estándares del pop indie español de la década de los noventa y los ochenta, respectivamente. Es una composición hipnótica y emocionante que nos lleva por los momentos más atmosféricos del dúo, logrando crear un sonido fascinante y lisérgico, una gota de absenta en una copa rota de vino derramado y trágico. El juego de las dos voces entre Amar y Valladares es tan pertinente como siempre, pero nunca sus instrumentos habían coordinado de manera tan orgánica y fascinante. “Doce navajas” es íntima, cruda y coqueta. Es la entrada de diccionario del sonido de Adiós Amores y la oportunidad perfecta para que conecten con este proyecto que seguirá dando mucho de qué hablar.



81 vistas0 comentarios