• Ignacio Mayorga Alzate

En Argentina encontramos a Drones que caen, conózcanlo con “No pueden verme”


Hace algunos días empezamos a colaborar con nuevos artistas a través de la plataforma SubmitHub. Desde todo el globo hemos venido recibiendo propuestas nuevas a las que no hubiéramos podido acceder solo a través del correo electrónico. Fue así, como hace algunas semanas conocimos el explosivo y crudo sonido de Drones que caen, una propuesta argentina que nos volvió locos. Drones que caen es un proyecto solista de Buenos Aires, cuyas raíces más evidentes provienen del rock industrial y de la música hecha en su país. En cuanto al diseño sonoro hay una cadencia hacia el fuerte proceso del audio y la búsqueda de nuevos timbres mezclando tanto el mundo acústico y analógico como el amplio panorama digital. Las letras son reflexiones del individuo en la sociedad o en las relaciones con una clara influencia de la cultura cyberpunk, patente en el cine, la literatura y, más recientemente, en la filosofía y la sociología. El proyecto comenzó en 2019 junto a Lucas Martí (Líder de A Tirador Láser) quien se encargó de producir el primer EP del proyecto que se lanzará a principios de 2021.


Durante el 2020 Drones que caen ha estado presentando mensualmente nuevo material, además de hacer remixes a las bandas alemanas Perdurabo/Shramm y Sidus. También el proyecto produjo a otros artistas como Ramón G, Anatomía De Un Misil, Allison Roodschild y Romano. Ahora, cerrando el año, el proyecto bonarense presenta “No pueden verme”, una paranoica y estrepitosa reflexión sobre el abandono de las instituciones y los credos, sintiéndonos alienados y enajenados en nuestra propia y yerta soledad. En el corte, Drones que caen cataliza la influencia principal de Trent Reznor, pero también juega con teclados a la manera del dream pop y el pop electrónica, creando un diálogo disociado entre el sentimiento de angustia y la melodía popera que se construye como metáfora musical de la tiranía de las sonrisas en la era digital. Sus gritos se pierden entre melodías rosas y su voz no obtiene respuesta. Es un trabajo inquietante.


Drones que caen resulta en una apuesta emocionante en la que colindan una serie de elementos disruptivos y emocionantes que se convierten en una propuesta de valor marcada por la experimentación y el enfoque en los sintetizadores mágicos y a veces oscuros. Para el 2021, Drones que caen prepara el lanzamiento de su primer EP y posiblemente el primer LP además de la banda sonora para el documental de la brasileña Laura Marcialiano, O Condicionado, de los cuales ya han sido adelantados los singles “No Faltes”, “I Am Here” y “Condicionado”. Es un buen momento para conocer al artista porteño y dejarse contagiar por su sonido infecto y explosivo. Seguramente se convertirá en un nombre a tener en cuenta. Por lo pronto, escuchen “No pueden verme” de Drones que caen.