• Ignacio Mayorga Alzate

Desde Monterrey, Kirnbauer inaugura el 2021 con “nu love”



Stefania Kirnbauer es parte de la nueva oleada del pop regio y, también, de la creciente escena de mujeres latinoamericanas que crean y comparten música desde la trinchera independiente. Es parte del crew Turista Universal y, desde su debut a inicios del 2020, ha desarrollado un estilo que toma las bases del neo-r&b y del pop vintage para traducirlos a su forma de ver, hacer y querer al mundo. Monterrey es una de las regiones más ricas en creación musical del México de los últimos treinta años y Kirnbauer aprende de su historia para inscribirse ella misma en los anales de la música de su país con un sonido sofisticado con visos ochenteros y una estética minimalista que es hipnótica y emotiva, coqueta y envolvente. Desde 2019 la música ha venido construyendo una propuesta de valor única en el contexto latinoamericano y, más recientemente, acompañó a la argentina Lucia Tacchetti en “Honestidad”, parte del álbum de la compositora bonarense de 2020 ELETÉ. Así mismo, hacia finales del año pasado Kirnbauer presentó “No estamos bien”, la cara opuesta del sencillo que ahora presenta, “nu love”.


“nu love” es un corte delicado con cálidas guitarras que nos guían por una historia de amor y calma en la que la cantante regia nos lleva por ecos de sonidos desérticos como un viaje de peyote por entre montañas mágicas llenas de color. “nu love”, al igual que “No estamos bien”, hacen parte de un mismo momento creativo de Kirnbauer en el que, durante la pandemia, la compositora creó una moneda de dos caras: el amor y el desamor. Este corte, que sucede a la tragedia, es precisamente la reconciliación con la vida y el cariño, la magia del amor y la química interna que se desata cuando las hormonas son cómplices de la danza del cortejo. Es la oportunidad para que Kirnbauer pruebe sus dotes como productora, creando un lanzamiento sobresaliente con un mínimo de elementos que le dan un aire de complicidad e intimidad a “nu love”.


Intercalando el lenguaje retro del disco y el R&B con programaciones modernas de carácter lo-fi, la compositora crea una pieza de una belleza elegante y de calma explosión que permite crear un halo de erotismo musical lleno de belleza. La música de Kirnbauer es un postre que se degusta lentamente, encontrando en cada bocado una experiencia llena de sabor y emoción. “nu love” corrobora que hace parte de una nueva avanzada en la región de la que es oriunda, una en la que las voces femeninas llevan una batuta experiencial plena de composiciones elegantes. Habrá que tenerla en el radar para no descuidar cada noticia de su carrera en ascenso.