top of page
  • Foto del escritorIgnacio Mayorga Alzate

Lucas Hill se busca en “Perdido”



Lorenzo Márquez hace arte. El músico bogotano lleva ya un tiempo trabajando bajo el pseudónimo de Lucas Hill, pero es ya un nombre clave de la nueva música colombiana. Enamorado desde edad temprana por el jazz, y por la narrativa trágica y romántica que acompañaba la biografía de sus intérpretes favoritos, el músico bogotano abandonó una promisoria carrera en música con énfasis en guitarra jazz para emigrar a la meca académica de este género a través de una beca que consiguió interpretando y estudiando a fondo el repertorio de sus artistas favoritos. Así llegó a Boston para estudiar en el New England Conservatory. De la mano de compositores legendarios hizo una carrera en este difícil arte y luego regresó a Bogotá para, de la mano de su guitarra, construir melodías bellísimas y de una factura prístina.


El proyecto de Lucas Hill está exquisitamente imbuido de la presencia natural, de la montaña, la bruma, el sol y los sonidos del mundo que parecen dormir bajo el ruido urbano, pero que cohabitan con nosotros desde que amanece el día. El músico hizo parte de la nómina de Hermoso Ruido en 2019 y, al año siguiente, presentó su debut autotitulado, una joya del indie nacional que nació en pandemia. Ahora, Márquez vuelve con “Perdido”, un corte en el que continúa experimentando con nuevos sonidos electrónicos. “Me gusta mucho esta canción, porque creo que en ella pude sacar algo que ha vivido en mí muchos años, y que todavía me habita, que es la sensación de no saber”, explica Lucas Hill, y añade que “Perdido” es una de esas canciones que fue escrita en una sola sentada, tanto la letra como la música. Creando junto a su productor Felipe Álvarez una serie de paisajes electrónicos con los sintetizadores del estudio, Lucas Hill configuró una canción cargadas de aletargados estados de ánimo que se complementan con el sonido acústico que denota su naturaleza de cantautor.


“Perdido” es una vuelta a la raíz, una búsqueda de la identidad en medio del ruido y las dificultades reales o simbólicas de un camino no siempre fácil de recorrer. Y que sin embargo andamos. Como es costumbre, Lucas Hill presenta una colección de nostalgias y espectros enternecedores que nos conectan de la manera más pura con esas aristas incómodas de la experiencia humana, que es verbo y sustantivo, que es tránsito y objeto. Este nuevo corte se suma a sencillos anteriores que harán parte del nuevo universo que presentará en su segundo álbum de estudio. Su próxima aventura discográfica será estrenada el 10 de marzo y se conmemorará con un concierto el mismo día en el Teatro Charlot en Bogotá. Lucas Hill también se presentará en Medellín el 2,3 y 4 de marzo en el Barro, Naturaliay El Alto Estudio, respectivamente. Con “Perdido” Lucas Hill ratifica que es uno de los más ingeniosos artesanos sonoros de nuestro contexto, dando forma con sus manos de nervios a canciones nebulosas y ensoñadoras, a raras joyas poéticas que nos envuelven con el lento pero constante avance de la maleza sobre el asfalto abandonado.



134 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page