• Ignacio Mayorga Alzate

Marta Movidas presenta “Mira lo que me has hecho hacer”, siguiente adelanto de su debut solista


Marta España Sousa ha hecho su carrera desde distintas aristas del amplio crisol de la industria de la música. Como formación profesional de musicóloga por la Universidad Complutense y en camino de obtener un doctorado en Popular, la joven española se ha convertido en un fenómeno musical en meses recientes. En 2019 se unió a las filas de La Claridad como bajista, presentando su EP debut de cinco canciones hace un par de meses. En 2019 España Sousa, quien también ha fungido como periodista musical, presentó sus primeros sencillos como Marta Movidas, su alias solista. De la mano del sello Snap! Clap! Club, también disquera de La Claridad, la música empezó a anticipar debut discográfico, que cristalizará pronto este año. Su estilo está enmarcado en el universo otaku y de la brujería y sus canciones son desgarradoramente vengativas, aunque responsables y no acusativas. Su más reciente sencillo, “Mira lo que me has hecho hacer”, llegó esta mañana con un sonido en el que entreteje su afición por el pop sentimental con su afecto por la música clásica.


“Mira lo que me has hecho hacer” resignifica una melodía de piano clásica con la estética de un opening de anime, como si estuviéramos ingresando a una épica en un mundo fantástico. La cadencia del pop punk que guía la base melódica se concatena con un sonido kawai que nos lleva entre nubes fantásticas, mientras Marta Movidas se desfoga sobre una relación tóxica en la que una de las partes se configura socialmente como un aliade, mientras en la intimidad se construye como una persona emocionalmente abusiva, un maltratador psicológico, un lobo con piel de cordero. La cantante madrileña cae en la cuenta de todas las mentiras sobre las que se ha construido la relación unilateral, en la que ella se ha convertido en la parte activa. “Cariño, esta no es una lección de moral/para eso ya está tu mamá”, reza el primer verso. A medida que la canción progresa, somos partícipes como audiencia del escarnio que merece este hombre del siglo XXI, este proto macho que utiliza el feminismo y las causas sociales para abusar de su pareja mientras que la sociedad lo ve como un héroe de la deconstrucción.


A pesar de la impronta naif del corte, Marta Movidas construye imágenes sofisticadas que se esconden en la aparente transparencia de un pop acelerado. “Lo siento si mi espalda ha roto tu puñal” es una línea inquietante y brillante y, durante todo el corte, la madrileña va desnudando una serie de arquetipos que utilizan las personas tóxicas para justificar su comportamiento: una infancia difícil, el bullying escolar, el daño que recibieron de sus anteriores parejas. El título de la canción es, así mismo, absolutamente irónico en el sentido en que se refiere a herramientas retóricas que utilizan los amantes maltratadores para desviar la atención del gesto sobre el objeto que lo padece. Ese puto terrorismo emocional es al que Marta Movidas se dirige con un emocionante sentido de inteligencia lírica. Esta es una artista que toca mantener en el radar, una voz brillante y un sonido único.