• Ignacio Mayorga Alzate

Nopal siembra un jardín de “Pensamientos” para escapar de la tristeza



Nopal es una banda de indie pop conformada por Juan Díaz, Diego Colmenares, Santiago Hernández y Felipe Becerra que mezcla sentimientos y vivencias con metáforas sonoras. Formada en Duitama, en el departamento colombiano de Boyacá, el cuarteto ha empezado a presentar sus canciones desde 2020, compartiendo vivencias y reflexiones a través de melodías cálidas y personales que buscan conectar con el escucha a través de la identificación sincera de las emociones. Sus canciones se reconocen como latidos de electricidad y suspiros de armonías adornadas de sonidos paralizantes. Creadores, socios, dueños del sello independiente Apto101 que busca echar raíces dentro y fuera de Colombia como una propuesta nueva y diferente sobre y detrás de los escenarios, Nopal es una familia que se reúne a componer e idear la mejor manera de difundir su mensaje.


Ahora la banda boyacense regresa con el videoclip de “Pensamientos”, una canción inspirada por las experiencias y la relación personal con la música como el mecanismo perfecto para fluir y buscar una salida del ruido interno. “Pensamientos” busca exponer y contar lo que las palabras por sí solas no logran expresar, por lo que es una canción compuesta como un reflejo del sentir en la que la guitarra con sonidos grunge, junto a los sintetizadores, permiten crear una atmósfera con la que se invita a los oyentes a dejarse llevar, en plena confianza, por el sentir que causa la canción, viajando en sensaciones y velocidades, simplemente sintiendo… dejando que “el cuerpo...pida un poco más”.


“La canción fue la última que se compuso para el disco. Es una canción bastante importante para nosotros porque siento que plasmamos muchas cosas de lo que estábamos sintiendo en ese momento”, explica el bajista Felipe Becerra sobre el corte. “Toda la canción está plasmada como si uno se estuviera escribiendo a sí mismo, tratando de sacar todos esos pensamientos negativos y esas malas ideas que a veces aparecen. Uno siempre tiene estas ideas como suicidas que no quiere que lo controlen, sino que busca soltar”, añade. “Pensamientos” hará parte del primer disco de Nopal, Los inquilinos melancólicos, y es un corte en el que cada nota es un paso hacia dentro, a lo más profundo del ser, que se configura como reclamos o como angustias. Son recuerdos que se enlazan para crear un nudo que no nos deja avanzar. Por eso, “Pensamientos” sirve como bálsamo para poder soltar todas esas conversaciones internas, para dejar ir no los recuerdos, pero sí el dolor con el que se guardan en nuestra memoria.


“Se llama así por las ideas, pero también por las flores, por los pensamientos. Nopal siempre ha girado en torno a todo el tema de la flora, de lo verde. Y estas flores en particular nos dan cierta esperanza. Los tonos morados nos calman”, explica Becerra. Al ser una canción con una importancia significativa para la banda, Nopal buscó que el mensaje trascendiera las frontera del sonido. “Buscamos que le llegara a más personas para hacerlo más inclusivo, por lo que entró lo del lenguaje de señas. Tenemos un personaje que se llama Pol, que siempre sale en la imagen y en los videos de la banda, y en esta ocasión quisimos que no hablara, que se representara de otra manera el mensaje”, explica Becerra. “Nos gustó mucho que este mensaje que era tan personal para nosotros lo pudiéramos dirigir a otras personas. Siempre hemos querido que las personas se sientan identificadas con lo que pensamos. Buscamos no tener miles de escuchas, sino que los escuchas que tenemos se sientan atraídas por lo que nuestra música y letras les dicen”, concluye.


En ese sentido, el videoclip de “Pensamientos” fue dirigido por la banda misma, en la que hay dos diseñadores, con algunas animaciones a manera de rotoscopia en postproducción. La banda construyó una atmósfera de colores opacos para demostrar que hay matices en nuestras ideas, que no todo es lóbrego o sombrío, pero tampoco siempre vibrante y colorido. Con “Pensamientos” Nopal sale de su territorio para sembrar un campo de flores cada vez más extenso. Uno en el que su público crezca para compartir los mensajes emocionantes y enternecedores de esta nueva propuesta colombiana.



37 visualizaciones0 comentarios