• Ignacio Mayorga Alzate

Numasbala: música para viajar por infinitos universos sonoros



Numasbala es una propuesta musical perfecta para levantar el ánimo, acompañar, reflexionar y meditar. Sus canciones están hechas para bailar, apagar la mente y disfrutar el cuerpo moviéndose. Hay una calidad espiritual en la forma en la que el proyecto fundado hace quince entiende la manera de componer y de crear un producto artístico, pues le da prelación a la posibilidad sanadora de las canciones, permitiendo que la música se convierta en el principal vehículo de cambio y evolución. Numasbala es una nave espacial que viaja entre diferentes galaxias en donde, dependiendo el viaje y la travesía, se montan y se bajan tripulantes. Creada en 2007 por su capitán Fabio Montenegro, conocido entre galaxias como Capitán Placer (alusión al fenómeno cósmico de la existencia a través del placer de ser), esta nave ha tenido varias paradas y momentos: Cloud Talk (2009), A ver (2012), Operación conexión (2014), Mapas perdidos (2016) y La radio intergaláctica (2021-22).


La intención de su propuesta musical se basa en cuatro pilares fundamentales: expresar, comunicar, compartir y aprender. Su música tiene la intención de hacer sentir al oyente emociones y pensamientos intensos, llevarlo a un viaje a través de la imaginación y acompañarlo en el camino de su transformación y crecimiento. "Con nuestras canciones nos preguntamos muchas cosas, algunas veces encontramos respuestas y otras tan solo son hipótesis. Nuestro mensaje invita a respirar con calma, a ser uno mismo, a disfrutar el momento y a ser amables con el entorno", comenta Numasbala.


“No quiero soltarte” es su más reciente sencillo, una canción con un sentimiento de liberación que habla de la curiosidad y la tensión que existe en el borde entre el saber y el no saber. Algunas cosas es mejor no saberlas por más que se quiera. Es una canción de amor, de relaciones de pareja. El tema explora guitarras distorsionadas y atmosféricas, voces espaciales y un bajo con distorsión bien punk. Tiene una estética grunge y lo fi moderna. Una nueva propuesta de rock en español. "El video tiene una sensación de ritmo única. Salió a partir de una improvisación en un jam filmado en Bodega 17. Luego, aprovechando la energía, se bailó y se montó bici en el mismo lugar. Fue dirigido por Karen Castelblanco y editado por Tiffany Mangulabnan", agrega la banda.


Otro de sus sencillos recientes es “Parecemos”, una canción de amor cósmico que antecede a “No quiero soltarte”, es un retrato del amor y los pequeños rituales románticos entre dos personas, además de las bellezas y dificultades que plantea una relación. También hace alusión a la relación que existe entre el uno y el todo. La canción toca el tema de la dualidad de los polos, los extremos, la volatibilidad, la fugacidad y la fragilidad de la vida. Recuerda, entonces, la suerte de encontrarse y la gratitud que debemos expresar a quienes nos aman. La inevitable despedida y la calma en aceptar la vida y sus maneras. El video es una descripción de lo anterior representado en un baile."Con estas dos canciones enviamos un mensaje de unidad. Estamos aquí, vivos, sacando música, mostrando cómo vemos y vivimos el mundo. Reflejando nuestras experiencias y vivencias, nuestra humanidad, retos, sueños y exploraciones como personas y artistas", puntualiza Numasbala.


Estos sencillos harán parte del disco La radio intergaláctica que saldrá a finales de diciembre. Es una producción que aborda un salpicón cósmico de sabores y sonidos. Según Numasbala, "es nuestro disco más ecléctico hasta el momento. Reggae, punk, afrobeat, jazz, cumbia, canción latinoamericana, hip hop y rock". Así mismo, la banda añade: "Con Numasbala hacemos música sincera y de corazón. Le metemos mucho amor, trabajo y cariño a nuestras exploraciones y composiciones al igual que a la interpretación y siento que esto hace que el escuche el proyecto podrá conectarse de una manera sincera y profunda”.



16 visualizaciones0 comentarios