• Ignacio Mayorga Alzate

Paula van Hissenhoven construye “Paredes invisibles” en su último videoclip


Paula van Hissenhoven es una de las voces más novedosas del pop colombiano. Desde hace algunos años ha estado girando con algunas de las bandas de mayor difusión en el país, primero como teclista y corista de Esteman y ahora ocupando el mismo rol en el regreso de Aterciopelados, por lo que es muy probable que ya hayan visto a esta música virtuosa en más de una ocasión, jugando con las teclas dinámicamente o apoyando vocalmente algunas de sus canciones favoritas. Ahora, la colombiana de ascendencia belga, por fin presenta su primer álbum solista, que vino preparando juiciosamente desde hace un par de años cuando se lanzó al ruedo solista con una meticulosidad orquestal que la convirtió en uno de los proyectos más prometedores del pop electrónico producido en nuestra geografía. Quién soy (lado A) es el primer álbum de la música y psicóloga, presentado en noviembre de 2020, un lanzamiento de ocho cortes en el que la colombiana presenta su intimidad sin tapujos, logrando conectar desde el primer corte por la sinceridad de sus letras y su sonido delicado pletórico de teclados de ensueño. Ahora, para cerrar este primer ciclo de canciones, van Hissenhoven presenta el videoclip de “Paredes invisibles”, último sencillo que acompañó el lanzamiento. Producción Aparte fue la encargada de plasmar en imágenes el sentimiento de la canción a través de una convocatoria que ganó van Hissenhoven en 2020.


El álbum abre con “Paredes invisibles”, sencillo foco que ha tenido una importante rotación en la radio colombiana, un corte con tintes retro y new wave que recuerdan los momentos menos experimentales de New Order y The Human League. Coproducida y escrita junto a Sergio González, la canción habla de una relación de pareja que se ve estancada por la falta de iniciativa de uno de los involucrados, y la imposibilidad de dar las cosas por terminadas por parte del otro. La producción tiene detalles en la mezcla que son pinceladas delicadas que se suman a un gran cuadro, dándole un sentido de cohesión interna al corte que demuestra desde el primer momento cuán cuidado es el trabajo detrás de Quién soy (lado A), que se demoró dos años en el proceso. “Paredes invisibles” es el corte perfecto para abrir el álbum y presentar a todo el mundo el álbum de Paula van Hissenhoven y este videoclip sirve para poder despedir esta primera etapa de su aventura solista.


“Desde que hicimos ‘Paredes Invisibles’ quise que tuviera un videoclip, era una de esas canciones que merecía un acompañamiento audiovisual. Por eso, cuando vi la convocatoria de Producción Aparte para la realización de un vídeo musical, no dudé un segundo que tenía que aplicar con esta canción. Ya tenía algunas referencias del trabajo de ellos en videoclips (de bandas como Oh La Ville, Nach & Juanes, Morat, entre otros) y sentí que podríamos trabajar muy bien juntos”, explica van Hissenhoven sobre el videoclip. “Creo que logramos llegar a un punto muy interesante en el vídeo, en el que pudimos realizarlo sin muchos recursos y de forma sencilla, sin descuidar la intención y la fuerza de la canción. Por ejemplo, el uso de los espejos, que ayudan a crear espacios inexistentes y reflejos inesperados, siento que es una forma muy cool de mostrar esas paredes invisibles de las que habla la canción”.


El video mantiene el aire retro de la canción con imágenes proyectadas sobre la cantante, pero también presenta una poética contemporánea que le permite funcionar en el presente como un audiovisual con mucha fuerza. “La idea de este videoclip se reduce a las limitaciones técnicas y económicas de la producción. Cuando los recursos son escasos, la creatividad toma las riendas del proyecto y usa las herramientas disponibles”, explica Daniel Hammann de Producción Aparte, quienes realizaron el video. “En este caso, teníamos acceso a un buen proyector de imágenes, un pequeño estudio con una luz, videos en internet, un papel arrugado y unos espejos. Pensamos desde un principio que un video colorido y con mucha textura se acoplaría muy bien a la canción. Conociendo el trabajo audiovisual previo de Paula, buscamos realizar un sencillo, pero eficaz performance a través de proyecciones coloridas”. El resultado es una muestra de color y vida que termina el ciclo del primer álbum solista de Paula van Hissenhoven, mientras que nos prepara para su Lado B, del que pronto tendremos noticias.



Entradas Recientes

Ver todo