• Ignacio Mayorga Alzate

Pilar Cabrera presenta “Gravedad”, una canción para encontrarse consigo misma



Durante el proceso de creación de su primer álbum Pilar Cabrera pasó por un proceso para reencontrarse y redefinirse, no solo como persona, sino como artista. De este proceso de introspección nacieron las canciones que compondrán su primera producción discográfica. Así, el ejercicio de composición se convirtió en una suerte de catarsis, como es el orden de las cosas en el proceso artístico, que le permitió lidiar con los sentimientos de frustración y estancamiento que venía padeciendo desde hacía meses. En medio del proceso de creación, que viene siempre con el vértigo de la página en blanco, la artista bogotana se vio sumida en una nube gris que solo influía sobre ella canciones tristes, composiciones que la llevaron a un momento de estancamiento del que parecía difícil recuperarse. Sin embargo, el arte encuentra siempre la manera y, desde allí, nace “Gravedad”, su más reciente sencillo.


Cuando la frustración se convierte en la única constante de nuestras jornadas, podemos asumir dos actitudes: permitir que el hartazgo defina los contornos de nuestra vida o, por el contrario, dar un paso al frente y decir “No más”. La segunda opción, que es generalmente la más sana, es también la decisión más difícil. La vida con sus trampas nos pone a prueba en cada oportunidad y, a veces, salir de la cama para afrontar la mañana que nace es una responsabilidad pesada y engorrosa. "Voy a escribir sobre esta frustración que tengo, a ver si la ibero y puedo empezar a escribir sobre otras cosas”, explica Cabrera. De ahí nació ‘Me cansé de oírme ya no voy a hablar...’, la idea de lo que terminaría siendo su más reciente sencillo, “Gravedad”.


Buscando sonidos más upbeat e inspirados en el funk y R&B, el riff de guitarra lidera la canción y es la guía para la historia que cuenta Cabrera a través de su canción. Todo ha sido un proceso de aprendizaje y cambios, siendo reflejo de la vida misma de Pilar Cabrera. "La depresión se vive diferente para cada persona... para mí, el cuarto fue el espacio fundamental. Tanto silencio, tanto ruido. Segundos, minutos y horas que pasan... no entendía muy bien cómo salir de ahí”. La producción estuvo a cargo de Néstor Cifuentes (Don Productor) y Pilar Cabrera, la mezcla fue realizada por Néstor Cifuentes y el master fue realizado por Camilo Ruiz (Caja Morada). Después de presentar varios sencillos desde 2016, Cabrera ha empezado a trabajar en su primer álbum de estudio, Movimiento, el cual será presentado a manera de EPs en cuatro entregas, explorando cada uno una estética y sonoridad particular. Después de levantarse de la cama a la que parecía estar condenada previa la composición de “Gravedad”, Cabrera se prepara para legarnos su primera ofrenda en largo formato, una aventura a la que nos invita seamos parte, así como nos invita a reflexionar con sus canciones sobre cada uno de los momentos de nuestra vida.



83 visualizaciones0 comentarios