top of page
  • Redacción 120dB Bogotá

Rizomagic celebra la inocencia infantil en clave de futurismo tropical



Rizomagic es un dúo de música electrónica creado en 2020 por Diego Manrique, director de la orquesta de cumbia vanguardista Niño Pueblo, y Edgar Marún, director del proyecto etno-afrobeat Dorado Kandua. Su sonoridad se basa principalmente en la música caribeña afrocolombiana y la IDM (Intelligent Dance Music), con una fuerte influencia de sonidos étnicos de todo el mundo. En su corta trayectoria el dúo bogotano ha labrado un camino particular en el que sobresale y se distingue por encima de las demás propuestas de la capital por su inteligencia en la operación de las máquinas y la lúdica con la que abordan el ejercicio de creación e interpretación musical, permitiendo que cada nuevo lanzamiento posea un espíritu de experimentación y descubrimiento que apela a la magia de la sorpresa y la fuerza de la emoción.


Su álbum debut, Voltaje Raizal, salió en 2020 y posteriormente fue editado en vinilo por el sello italiano Disasters by Choice en 2022. El álbum tuvo una gran acogida por parte de la crítica especializada, siendo reseñado en importantes revistas como The Wire Magazine, Blow Up Magazine, Songlines Magazine U.K, Buscadero Magazine, Fifteen Questions, World Wide F.M, y Nitesylez.de, entre otras. Desde entonces la banda ha continuado construyendo una identidad sonora propia que los ha llevado a ser los ganadores de la convocatoria de Paradise Worldwide para la pasada edición del BIME, además de presentarse en el Centro Nacional de las Artes este año como parte de la programación de Sico Delia, un festival dedicado a las nuevos medios y la música electrónica que presentó también a Los Maquineros y a Nortec Collective.


Ahora, Rizomagic regresa a la carga con “Ñeño”, nuevo sencillo que hará parte de su próximo álbum, Marimbitiaos. Este nuevo proyecto discográfico se inspira en la música tradicional de marimba del Pacífico colombiano, deconstruyendo los sonoridades y ritmos tradicionales de la rica cultura de esta cálida región. Colaborando con Bejuco y Montañera, quien había participado en el primer álbum de Niño Pueblo junto a Manrique, el próximo disco de Rizomagic ofrece una nueva perspectiva sonora dentro de la cada vez más fructífera escena electrónica colombiana. "Ñeño" busca celebrar la inocencia de los primeros años de vida, en el que el ritmo tradicional del tamborito se entrelaza con fuertes influencias salseras, exploraciones de sintetizadores y voces procesadas que recuerdan voces infantiles. Esta combinación genera una atmósfera de alegría y reverberación nostálgica al mismo tiempo. Las percusiones de Jayer Torres, hijo del gran maestro de la música del Pacífico Gualajo, junto con las superposiciones de máquinas de ritmos, convierten a "Ñeño" en un refrescante lanzamiento que anticipa lo que será la segunda producción del dúo bogotano.




134 visualizaciones0 comentarios
bottom of page