• Ignacio Mayorga Alzate

Son Rompe Pera reversiona al padrino del ska en “Mi vida sin tu amor”


Resumir la labor de los mexicanos Son Rompe Pera como un ejercicio que busca revitalizar la cumbia en el continente latinoamericano es desconocer una serie de elementos que hacen parte de su discurso estético. Constituidos como uno de los últimos fichajes de Aya, bajo la sombrilla de ZZK, los hermanos Gama han absorbido la influencia de la cumbia sonidera y la han entretejido con elementos sorpresivos que vienen del rockabilly, el psychobilly y el punk. Ha sido una carrera que se ha disparado en meses recientes por su novedosa propuesta en la que el baile se convierte en una celebración de vida y un recuerdo respetuoso de los ausentes, aquellos que aún nos acompañan en espíritu en nuestro recorrido por este plano terrenal. Revitalizando clásicos del canon cumbiera latino, Son Rompe Pera es una descarga de energía en tarima que sorprende y encanta al darle a la marimba un protagonismo esencial en su puesta en escena y en su sonido. La banda de hermanos ha logrado que la cumbia sea lo más punkero que encontrarás en la música latina reciente, una celebración de independencia y de espíritu combativo que sirve como el puente de una América Latina antigua y un nuevo en continente en reconstrucción. Para mirar hacia el futuro es necesario volver a la raíz, para plantear una oposición a la cultura impuesta es imperativo volver a las formas propias. Son Rompe Pera lo logra con inteligencia y de la mejor manera: bailando.


En febrero de este año, luego de la visita de la agrupación al Festival Centro en enero, además de un concierto magnífico junto a Aguas Ardientes y Frente Cumbiero, los mexicanos presentaron su primer álbum de estudio, Batuco. Este homenaje al fallecido señor Gama, padre de tres miembros de la agrupación, encuentra a la banda interpretando el instrumento que les legara en herencia su viejo, concatenándolo con cha-cha, mambo, punk, rockabilly, sonido cumbiero y un maravilloso ska del que hoy tenemos nuevo videoclip. Producido en Chile por el El Macha (líder de Chico Trujillo, La Floripondio y el Bloque Depresivo), Batuco es una yuxtaposición de narrativas que, a la manera de los collages surrealistas, resignifica objetos cotidianos en una propuesta novedosa y explosiva. Bellísima. La leyenda cuenta que durante la grabación del álbum Miño, de la longeva agrupación chilena Sonora de Llegar, se presentó en el estudio y nació una reversión de la canción de finales del milenio “Mi vida sin tu amor”, que grabase en sus últimos años el padrino del ska, el cubano Laurel Aitken. Dios lo tenga para siempre en su gloria.


“Mi vida sin tu amor” es el único corte influenciado por el ska que llegó a Batuco y es un momento emocionante y dinámico de un álbum que por demás es sobresaliente y lleno de colaboraciones. Reversionando el último corte de En español, el álbum soñado de Aitken, los Rompe Pera le dan un sentido nuevo, delicado y emocionante con el vaivén de las marimbas, mientras los vientos convierten esta misiva de amor en un himno heroico al sentimiento más puro del ser humano. Acompañando el lanzamiento llega un videoclip grabado por Chris Vinan en varias locaciones de la Ciudad de México en octubre de 2019. El audiovisual retrata un lado íntimo del grupo a medida que pasean por varios mercados callejeros y se preparan para sus shows en camarinos estrechos, antes de dejar todo en el escenario y colapsar después de un final de punk caótico. Es una mirada profunda de la vida cotidiana en México con un ritmo de ska, a medida que esta los Rompe Pera ascienden hacia la resignificación del paisaje sonoro latinoamericano. Estamos profundamente agradecidos.



14 vistas