• Por Ignacio Mayorga Alzate

TSH Sudaca no tiene Nada que envidiarles a los raperos en su nuevo sencillo


TSH Sudaca no tiene pelos en la cabeza ni en la lengua. Parado frente al mar salvaje que conmovió a Hemingway en los días previos a su muerte, el rapero bogotano despotrica con elegancia de una nueva generación de raperos que poco tienen que decir pese a que cada vez los ornamentos de su música sean más sofisticados. Después de su exquisito álbum Equilátero (2017) y su sencillo “Sudacream” (2018) junto a El Arkeólogo de Alcolirykoz, TSH Sudaca regresó la semana pasada con “La Nada”, un grito de guerra envuelto en el seductor y cálido fondo de La Habana y otros lugares de la fascinante y enigmática Cuba. Esta canción es la primera de cinco que publicará Sudaca este año de la mano del productor inglés El Campeón (Daniel Farell) y supone la continuación de una nueva línea poética en la que el rapero sale de su hemisferio personal para revisar con ojos escrutadores la nueva realeza del hip hop nacional. Después de dejar en claro su opinión sobre los promotores corruptos en “Sudacream”, el rapero hace lo propio con una generación muy brillante, pero muy vacía, de nuevos rimadores.

“Es importante también entender el contexto”, explica el rapero sobre la génesis de esta canción y su video acompañante, filmado durante un viaje en 2018 a la isla congelada en el tiempo. “Fui a estar a un lugar en el que para muchos no hay nada. Pero, con lo poco que tienen, hacen muchísimo. Entonces también fue un aprendizaje muy importante de ellos como cultura, como estilo de vida, porque les ha tocado. Eso tiene mucho que ver y ver que alrededor del mundo hay gente con mucho que decir y no tiene muchas veces los medios o los recursos para hacerlo o la posibilidad por mil razones, en este caso políticas. Y, en cambio, los que muchas veces pueden no están diciendo nada y esa es mi posición de frente. Lo hice también como un llamado en este momento a que muy bonitos los videos, muy bonitas las luces y todo, pero no les estoy escuchando absolutamente nada. Todo muy flojo, muy suave de contexto y de contenido”.

Alternando con estilo entre versos de arte mayor y arte menor, el bogotano logra crear una crítica sustancial en la que pondera el esfuerzo, el valor de los sueños, la entrega y el compromiso para con este proyecto importante que es el vivir de la música. El MC explica cómo la visita a tierra de nadie lo llevó a entender muchas cosas sobre su propio contexto y, admirado por la economía de recursos, explica el valor del arte que está en el sacrificio y el reconocimiento del deber. “Por ejemplo, en el video, las dos personas que salen conmigo en el carro son raperos de mucha trascendencia en la historia del rap cubano”, explica. “Hacen parte de lo que fue en su comienzo el rap de ese país que desembocaría en parches como Randy Acosta o Los Aldeanos. Es gente que me mostró la cara profunda del rap cubano y ahí tomé cierta inspiración sobre las limitaciones y de lo que se puede lograr hacer a pesar de ellas”.

“La Nada” llega empoderada por la inmensidad del mar y las ruedas de un auto clásico recorriendo La Habana vieja, las playas de Santa Fe y otros lugares principales de Cuba. El videoclip fue dirigido y producido por Juan Camilo Cárdenas (JKR) compañero del proyecto musical desde hace unos años. Este EP, que se gestó entre Londres y Bogotá, es una producción muy cuidada con la cual quedará en claro que viene una nueva faceta para este MC bogotano. Preparándonos para una presentación que promete comerse las tarimas del Picnic, TSH Sudaca nos presenta “La Nada”, una declaración de principios para una generación dormida de artistas que se olvidó de soñar.


27 vistas
  • Twitter
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon