• Por Ignacio Mayorga Alzate

Desde Tumba, Amon Amarth regresa a Colombia junto a Powerwolf


Amon Amarth, poderoso ensamble de Tumba, Suecia, regresa a Bogotá como parte de su tour “Berserker Latin America ‘20”. La heroica banda de melodic death metal vuelve a la capital colombiana después de tres años de espera en marzo de 2020. Los suecos, quienes toman su nombre del Mount Doom de El señor de los anillos en sindarin (un idioma élfico), han estado prendiendo fuego a las tarimas mundiales desde 1992 cuando dejaron el mote de Scum y el grindcore para dedicarse a componer himnos inspirados en la mitología nórdica, la era pre-cristiana y el amplio universo del imaginario vikingo. Con su álbum de 1998, Once Sent from the Golden Hall, la banda empezó una carrera que no ha mermado en esfuerzo y energía que los ha convertido en un ícono mundial para el metal. Solo los guerreros más valientes entran al Valhalla y Amon Amarth pretende hacerlo a través de una demoledora fuerza planteada en sus canciones y sus presentaciones en vivo. Precisamente Berserker, su álbum de 2019, regresa con una potencia que la banda no había mostrado en más de una década, convirtiéndose en uno de los álbumes esenciales de estos músicos con alma de guerreros.

Acompañándolos en tarima, llegan los alemanes de Powerwolf, con un recorrido estable de 15 años e invadiendo la tierra muisca por primera vez en su historia. La banda es un derivado de Red Aim, banda de stoner rock alemana, debido a que algunos de sus miembros buscaban explorar sonidos más extremos e impositivos, dando origen a un acto explosivo, dramático y con un arco narrativo inquietante y envolvente que fortalece un universo propio imaginativo y explosivo. Con un estilo musical diverso en el que el metal clásico converge con la estética del metal gótico y elementos de progresivo y hard rock, Powerwolf ha creado un catálogo plagado de símbolos de la mitología clásica romana y el cristianismo. Empero, la banda ha sido enfática en reiterar que su única religión es el metal. Benditos sean. Con un exitoso álbum de versiones de 2019, Metallum Nostrum, Powerwolf llega al país para una descarga fascinante de sonidos sombríos y ensordecedores.

El 21 de marzo el Royal Center se vestirá con cascos y armaduras y se tomará por asalto la ciudad. Será una fecha para recordar a los dioses dormidos en el centro de la tierra y ensordecer a la capital colombiana con un bacanal propio del Valhalla. En la capital caerán truenos y se abrirán los cielos para dar paso a jinetes sobre corceles alados negros. Será una oportunidad para celebrar con los clásicos inmortales de los suecos y acercarnos más a la propuesta estridente que plantean los alemanes. El metal resuena en Bogotá y eso ha sido una constante de décadas. Ahora tenemos una nueva cita con el género en una celebración de fuegos y chispas, de aullidos y guitarras.


17 vistas